AWE – Capítulo 610 – PANDA

Modo Noche

Capítulo 610: Escapando del Clan Bai

Ni siquiera el patriarca deva había sido capaz de detener el escape de Bai Xiaochun. El clan entero quedó atónito, incluyendo a los ancianos del linaje directo y al líder del clan, todos quedaron totalmente pasmados en una incredulidad que desafiaba todo lo imaginable.

Sabían bien que Bai Hao era fuerte, pero aun así estaba apenas en la Formación del Núcleo. A pesar del hecho de que el patriarca deva no hubiera aparecido en persona, y tan solo hubiera enviado una habilidad divina, ¡seguía siendo un deva!

Debido a que todo ocurrió en lo que tarda en salir una chispa de un yesquero, ninguno de ellos pudo ver a los tres clones de Bai Xiaochun defendiéndose contra la habilidad divina.

Cuando Bai Xiaochun se desvaneció de la vista de todos, el patriarca deva se quedó sentado en la recámara secreta de las catacumbas con una expresión sombría y un resplandor gélido en sus ojos. Luego, extendió la mano, lo cual hizo que su cuerpo marchito se rellenara nuevamente con carne y sangre, hasta verse como una persona normal.

Al mismo tiempo, su mano derecha parecía estarse distorsionando con el poder de la manipulación espacial, esto hizo que el área se llenara de sonidos estruendosos, como si los Cielos y la tierra estuvieran por colapsar. Luego alzó la mirada en dirección a Bai Xiaochun, y claramente demostraba sus intenciones de intentar atraparlo una segunda vez.

Pero su rostro cambió al darse cuenta de que lo estaba sujetando no era Bai Xiaochun, ¡sino puro aire!

Mientras hacía eso, el cielo entero sobre el Clan Bai se tornó de color carmesí, ¡y empezó a caer una lluvia de fuego!

¡El fuego estaba compuesto por llamas de doce colores!

En cuanto la lluvia de fuego empezó a caer, todos en el clan empezaron a gritar alarmados.

—¡¡Una lluvia de fuego!!

—¡Fue Bai Hao! ¡¡Él fue el que causó la lluvia de fuego la última vez!! —Tan solo pensar en una lluvia de fuego de doce colores hizo que todos los rostros de los miembros del clan cambiaran. Este tipo de fuego era tan caliente que podía derretir piedras y metal, y ya estaba haciendo que el área entera se convirtiera prácticamente en un horno.

Lo que era peor, la gran formación de hechizos había sido dañada, y aunque ya se estaba reparando, seguía estando más débil que la última vez. ¡Sin mencionar que las aberturas eran tan grandes que era obvio que el fuego podía pasar a través de ellas y caer sobre el territorio del clan!

Si ese fuego caía sobre el clan… definitivamente haría un daño considerable. Las bajas serían muy serias. Aunque el patriarca deva actuara para defender al clan, aun así no podría salvarlos a todos…

¡La única posibilidad era detener la lluvia de fuego antes de que atravesara el escudo!

El patriarca deva tenía dos opciones en este momento: o evitaba que Bai Xiaochun escapara, o extinguía ese fuego celestial. El deva solo podía elegir una opción para llevarla a cabo con certeza. Si intentaba ambas al mismo tiempo, podría conllevar a un error catastrófico.

La decisión del deva, fue extinguir el fuego celestial. En cuanto vio que su mano no pudo sino atrapar puro aire, otra gigantesca mano apareció en el cielo sobre el clan. Y mientras la lluvia de fuego descendía, ¡se extendió para atraparla!

En tan solo un abrir y cerrar de ojos, la mano creció dramáticamente, hasta llegar a 300.000 metros de envergadura. Convenientemente, además de cubrir las nubes ardientes que estaban sobre el clan, también contenía a Bai Xiaochun dentro de la sombra de su poder.

Estaba claro que el patriarca deva aún no abandonaba la idea de atrapar a Bai Xiaochun.

Sin embargo, Bai Xiaochun no era un cultivador ordinario en la Formación del Núcleo. Había alcanzado el Establecimiento de la Fundación del Dao de las Cielos, y la etapa del Núcleo Dorado del Dao de los Cielos. Poseía tres clones de almas Deva, y un poder de batalla que sobrepasaba vastamente el nivel de la Formación del Núcleo. ¡Incluso podía masacrar fácilmente a expertos en el Alma Naciente inicial!

De hecho, podía combatir de frente contra la etapa intermedia del Alma Naciente, si usaba sus clones, ¡hasta podría aplastar a alguien en ese nivel!

Las preparaciones exhaustivas llevaban a resultados impresionantes, ¡y eso era exactamente lo que Bai Xiaochun estaba haciendo mientras intentaba avanzar a la etapa del Alma Naciente!

Justo antes de que la mano hiciera contacto con él, simplemente se desvaneció, ¡teletransportado por la Restricción Imperecedera a un lugar fuera del Clan Bai!

En cuanto a las llamas que ardían arriba, la mano hizo contacto con ellas también, apartándolas todas, tanto a la lluvia como a las nubes…

La expresión del patriarca deva no podía ser más espantosa allí en lo profundo de las catacumbas. Se volteó a ver a la dirección a la que Bai Xiaochun había escapado, y levantó su pie preparado para perseguirlo. Pero entonces, observó las llamas verdes de las siete velas, y simplemente apretó los dientes.

—Mis Siete Velas Sella Vidas han llegado a un estado crítico. No puedo irme tan fácilmente… —Inhaló profundamente, se sentó de piernas cruzadas y emitió órdenes para el clan.

—¡Usad mi sello de voluntad divina y estos buques para buscar a Bai Hao! ¡Tienen que traerlo dentro de siete días! —El patriarca deva transmitió sus órdenes con su sentido divino, lo cual hizo que sus palabras resonaran en la mente de todos los ancianos del clan al instante. Todos estaban conmocionados, y juntaron sus manos rápidamente para inclinarse hacia las catacumbas. También se formó un sello de sentido divino en sus mentes.

Esas marcas de sellado podían ayudarlos a determinar la posición de Bai Xiaochun. Bai Xiaochun había logrado escapar, pero el patriarca deva le había impactado, y lo había marcado secretamente con un poco de su voluntad divina, precisamente con el propósito de rastrearlo.

Además de los sellos de sentido divino, también salieron nueve buques de almas desde las catacumbas. Cada uno había sido forjado personalmente por el patriarca deva, y eran capaces de una velocidad equivalente al gran círculo de la etapa del Alma Naciente.

El líder del clan se estremeció, y sus ojos se iluminaron con intención asesina y locura. Aunque no se atrevería a desobedecer las órdenes del patriarca, sabía que solo por qué la orden fuera aprender a Bai Hao, no quería decir que no lo pudiera torturar un poco en el proceso. ¡Ya había decidido asegurarse de que su maldito hijo malagradecido supiera lo que fuera experimentar un dolor que le hiciera querer terminar su propia vida!

Sacudió su manga, se subió en uno de los buques de almas, y extendió el brazo hacia la sala del sagrario ancestral.

—Patriarca, ¡solicito permiso para usar el estandarte de velocidad para ayudarme a atrapar a mi maldito hijo!

—¡Permiso concedido! —En ese instante, salió volando un rayo de luz violeta desde la sala del sagrario, el cual se transformó en un pequeño banderín que el líder del clan sujetó en medio del aire.

—No me importa lo lejos que te hayas teletransportado, bastardo malagradecido, ¡no te escaparás de mí! —Rugió ferozmente, entonces se puso en movimiento, lo cual causó estruendos que resonaron por todos lados en su paso tras Bai Xiaochun.

Madame Cai estaba de pie entre la multitud, su corazón temblaba abrumado por el dolor y el odio.

—Bai Hao, maldito hijo de perra, ¡te voy a despellejar vivo! ¡Te daré de comer a los perros! ¡Te sacaré el alma y te torturaré por toda la eternidad!

Gracias a los representantes de los otros dos clanes y al emisario de la Ciudad del Fantasma Gigante, las noticias de los acontecimientos tan dramáticos ocurridos hoy en el Clan Bai se extenderían rápidamente. Era fácil imaginarse que en el futuro cercano, todo el territorio bajo el control de la Ciudad del Fantasma Gigante estaría repleto de charlas al respecto.

Aunque era una gran humillación para el Clan Bai, los ancianos y los otros miembros de los linajes secundarios solo siguieron las órdenes del patriarca sin mucho entusiasmo.

Por otro lado, el linaje directo ardía con una intención asesina intensa. Todos los que podían ser movilizados entraron en acción, y empezaron a buscar pistas de su paradero. En poco tiempo, los expertos más poderosos del linaje directo estaban tras la huella de Bai Xiaochun.

Necesitaban atraparlo en siete días como les fue ordenado, y con suerte, podrían acabar con los rumores de raíz.

***

En lo profundo de un valle, no muy lejos del clan, el aire onduló y se distorsionó, y de allí salió Bai Xiaochun volando a toda velocidad. Después de caer al suelo, se tambaleó varias veces y tosió una bocanada de sangre.

—Supongo que subestimé a los devas… —pensó temblando. De vuelta en el clan, había estado luchando tenazmente. Pero ahora que estaba aquí solo, finalmente se mostraba el terror en su cara.

Respiró profundo varias veces, se limpió la sangre de la boca y el mentón, y entonces observó sus alrededores. El temor residual aún punzaba su corazón, pero también sabía que aún poseía su alma de semidiós, la cual podía usar en un caso de emergencia.

—¡Joder! No puedo volver a ser tan impulsivo en el futuro y confiar en planes riesgosos… —Sacudió su cabeza amargamente, tenía que admitir que sus acciones en el Clan Bai demostraban lo valiente que se había vuelto.

Pero luego se dio cuenta de que pensar de ese modo no era bueno. —Hay muchas cosas importantes en el mundo, pero mi pequeña e insignificante vida es la más importante…

Pensó en todas las preparaciones que había llevado a cabo para escapar, incluyendo las púas mata almas, los talismanes de teletransportación, su Restricción Imperecedera, y la magia secreta de la lluvia de fuego. Había usado todo a la perfección, y sin embargo, a duras penas logró escapar.

Si alguna de sus preparaciones hubiera sido deficiente en lo más mínimo, no hubiera tenido más opción que usar su alma de semidiós. Pero aun así, no tenía la completa de certeza de que esa táctica funcionaría.

—Bai Xiaochun, tienes que asegurarte de aprender tu lección. La próxima vez que estés en una situación así, ¡tienes que prepararte aún más! —Sacó un poco de alcohol espiritual, y bebió profundamente para restaurar su base de cultivo, luego sacó una tablilla de jade para hacer contacto con Zhou Yixing y Li Feng, y les ordenó esperarlo en un lugar acordado.

Tomando en cuenta que lo habían ayudado en su aventura en el Clan Bai, estaba bastante seguro de que podía confiar en ellos. Aunque aun así no se sentía muy cómodo confiando en ellos lo suficiente para revelarles su ubicación.

Al final observó el alma deva del tipo tierra que tenía en su bolso de almacenamiento, y sus ojos se iluminaron como un fuego.

 

Descarga:
Download PDF

Si quieres guardar tus capitulos necesitasLogear desde el inicio por aqui o registrarse para acceder al sistma de Bookmark Totalmente Gratis.