Capítulo AnteriorDD Capítulo 2
Capítulo SiguienteDD Capítulo 4

Capítulo 3 – Espíritus Gemelos

Parte 1

“Oh.”

Anillos espirituales, bestias espirituales, estos dos términos completamente nuevos resonaba continuamente en la mente de Tang San. A pesar de que no estaba completamente seguro de que su suposición era correcta, pero desde que la habilidad Cielo Misterioso era incapaz de romper el cuello de botella todo este tiempo, este anillo espiritual era claramente un gran avance.

Tras esto, Jack ya se había recuperado, bajando la cabeza a considerar a Tang San, y dijo asombrado: “Pequeño San, podría ser que eres el niño con el completo poder espiritual innato y el espíritu Hierba de Plata Azul que menciono el Gran Maestro.”

Tang San asintió, dijo: “Soy yo.”

El viejo Jack se puso en cuclillas, y se enfrentó a San Tang. En cuanto a él, Jack dijo,

“Pequeño San, yo no esperaba que tus talentos sean tan notables. Es una lástima, que usted tiene un padre que no tiene un buen espíritu para transmitirte a ti. De lo contrario, tal vez realmente podría convertirse en el segundo Santo Espiritual de nuestro pueblo. Le dices al abuelo si quieres ir a una escuela especial para estudiar el método de cultivación de Maestro Espiritual. Sólo ese lugar tiene acceso a los conocimientos más precisos acerca de los espíritus.”

Por ahora, en el interior de Tang San, un fuerte interés hacia los espíritus ya había aparecido, especialmente la relación entre los espíritus y su propia Habilidad Cielo Misterioso, pero él todavía no tenía una respuesta definitiva inmediatamente.

“Abuelo Jack, no hasta que le diga a padre.”

Jack se dio cuenta, incluso un niño inteligente después de todo es todavía un niño, y no importa cómo se pone también debe ir a consultar la opinión de Tang Hao.

En sus ojos había una luz más firme. A pesar de que realmente no quería ir a ver esa apariencia desaliñada, pero por el bien de que el pueblo sea capaz de producir una vez más un Maestro Espiritual, él no se detendría ante nada.

“Ve, pequeño San. El abuelo te acompañará de regreso a casa.”

El viejo Jack regresó sigilosamente sin los otros niños, dejando que sus padres los recojan, y se llevó sólo a Tang San de vuelta a la herrería.

Antes del mediodía era la hora de la siesta rutinaria de Tang Hao, y la herrería era muy tranquila.

“Tang Hao, Tang Hao.”

A Viejo Jack no le importaba si Tang Hao estaba dormido. Con respecto a este herrero desaliñado, el realmente lo odiaba mucho. Si no forjara herramientas agrícolas a precios muy bajos, hubiera pateado a Tang Hao fuera del pueblo hace mucho tiempo.

Al mismo tiempo, mientras llamo a Tang Hao, el viejo Jack miró a su alrededor en todas partes, en un primer momento con ganas de encontrar una silla para sentarse, pero al ver esas cosas rotas, desgastadas y andrajosas, prudentemente no tenía el coraje de sentarse de una vez. Su edad era ya nada despreciable, y tenía una idea de que si se caía aquí no sólo serian músculos o huesos rotos.

“¿Quién está haciendo tanto alboroto?”

La voz algo enojada de Tang Hao resonó. Dejando a un lado la cortina interior de la puerta de la habitación, este salió sin prisa.

Primero vio a su hijo, sólo entonces cambio su mirada a Jack,

“Viejo Jack, ¿qué haces?”

Jack dijo con enojo:

“Hoy es el día del despertar espiritual de su hijo. ¿No sabes cuán importante es esto? Las familias de otras personas tienen a ambos padres acompañándolos. Usted debería ir también, y sigue siendo como siempre.”

Tang Hao, haciendo caso omiso de las burlas de Jack como de costumbre, su mirada una vez más cambió a su hijo,

“¿Pequeño San, tu espíritu despertó? ¿Qué es?”

Tang San dijo:

“Papá, es Hierba de Plata Azul.”

“¿Hierba de plata azul?”

Por alguna razón, a pesar de estar desinteresado en otros asuntos todo el tiempo, una vez Tang Hao escuchó estas tres palabras, su cuerpo tembló de repente a la vez y en sus ojos también mostró un rastro de brillo chispeante.

La expresión de Tang Hao cambio, solamente prestó atención a Tang San. El viejo Jack, naturalmente, no le importaba la expresión del herrero desaliñado, e inmediatamente dijo:

“A pesar de que es Hierba de Plata Azul, pero pequeño San todavía tiene el completo poder espiritual innato. Tang Hao, he decidido que este año la beca de nuestro pueblo sea de Tang San. Déjale ir a la Academia de Maestro Espiritual de Ciudad Nuoding a estudiar. El pueblo garantiza los gasto.” “Hierba de Plata Azul, Hierba de Plata Azul.”

Tang Hao murmuró una y otra vez estas pocas palabras, levantando la cabeza bruscamente. Sus ojos mostraron una fuerte luz que Tang San nunca había visto antes. Dijo en voz baja:

“No es suficiente.”

“¿Qué dijiste? Oí mal.”

Jack metió la mano en la oreja, sorprendido mirando a Tang Hao,

“Usted debe saber lo valioso que es esta oportunidad. Incluso si nuestro pueblo Santo Espiritual produce un santo espiritual una vez, cada año también sólo tenemos una beca de estudiantes. Para otros pueblos, más de dos o tres pueblos tienen que compartir la cuota de una sola persona, ¿no lo sabes? Esta es una buena oportunidad. Tal vez pequeño San es capaz de convertirse en un maestro eminente.”

Tang Hao miró a Jack con los ojos fríos,

“¿De qué sirve ser eminente? Sólo sé que si él se va, nadie me va a hacer la comida. Hierba de Plata Azul, ¿qué te parece el cultivo de la Hierba de Plata Azul puede lograr? Eso es sólo un espíritu inútil.”

El viejo Jack dijo enérgicamente:

“Pero él tiene completo poder espiritual innato, siempre y cuando él sea capaz de obtener un anillo de espíritu, incluso si es el anillo por lo menos de un espíritu de baja calidad, también es inmediatamente capaz de convertirse en un maestro espiritual. Maestro Espiritual ¿entiende? Nuestro pueblo ya no ha producido un Maestro Espiritual en tantos años.”

Tang Hao dijo fríamente:

“Este ahora es su verdadero propósito. Si digo que no va a ir, significa que no va a ir. Puedes irte.”

“Tang —-Hao —-“.

Las llamas de furia en la mente de viejo Jack quemaban al máximo.

Tang Hao que antes tenía una expresión apática,

“No hay necesidad de ser tan rudo, no estoy sordo todavía. Dije: se puede ir.”

“Abuelo Jack, por favor no se ofenda. Todavía no voy a ir a estudiar habilidades de  maestros espirituales. Papá tiene razón, Hierba e Plata Azul es solamente un espíritu inútil. Gracias por sus buenas intenciones.”

Aunque Jack odiaba a Tang Hao más, él todavía era extraordinariamente aficionado al inteligente Tang San, y el pecho lleno de ardiente furia se apaciguó poco a poco. Suspiró profundamente,

“Buen hijo, abuelo no está enojado. Pues bien, el abuelo va a dejarte.”

Diciendo esto, se dio la vuelta y se dirigió hacia fuera.

Tang San apresuradamente lo vio salir. Padre le podía pasar por alto, pero Jack era el anciano del pueblo, este también lo trató muy bien. La cortesía para él no era del todo una cosa pequeña.

Jack se acercó a la puerta de la herrería y se detuvo, volviéndose para mirar en la dirección de Tang Hao, diciendo sinceramente y de todo corazón:

“Tang Hao, toda su vida va a llegar a su fin como esta, pero pequeño San aún es joven. ¿Debería no considerar darle algunos medios de ganarse la vida? No lo retengas. Entonces al menos no terminará en la misma situación que usted después. Si cambia de decisión venga a encontrarme, ok. Hay todavía tres meses antes de la inscripción de este año de la Academia primaria Nuoding de Maestros Espirituales.”

 

 Parte 2

 

Como Tang San vio fuera al viejo Jack, su corazón también había caído muchas veces. Después de todo, las palabras de anillos espirituales de Su Yuntao podrían tener algo que ver con su problema de avance en la Habilidad Cielo Misterioso. Pero no dejó que esto afecte su comportamiento en gran medida, ya que creía que todavía tenía una oportunidad.

Sin prisa regresó a la herrería. Tang Hao inusualmente no había regresado a la habitación interior para seguir durmiendo, y estaba más bien sentado en una silla con los ojos cerrados y descansando.

“Papá, usted puede ir de nuevo a la habitación interior para dormir un momento, voy a ir a preparar la comida del mediodía.”

Tang Hao, con los ojos todavía cerrados, con indiferencia, dijo,

“¿Tu también te siente muy decepcionado? ¿También quieres ir a convertirte en un maestro Espiritual?”

Tang San se sorprendió un poco,

“No es importante, papá. Convertirse en un herrero también es bueno, también me apoyas. Me prometiste que me enseñarías cómo forjar herramientas agrícolas, ¿cierto?”

Tang Hao abrió lentamente los ojos. En el centro de sus ojos, Tang San vio un estado de ánimo agitado. Sin darse cuenta, el puño derecho de Tang Hao ya estaba apretado, y en su rostro, que ya se veía gris y con edad se mostró un rastro de frío aire,

“¿Maestro Espiritual? ¿Qué uso tiene un maestro espiritual? Por no hablar de un mero espíritu inútil, incluso el más feroz espíritu o el espíritu más poderoso ¿Qué uso tiene? Siendo sólo un bueno para nada, eso es todo.”

El humor de Tang Hao era muy agitado, todo su cuerpo temblaba. Tang San vio en los ojos de su padre, algo que brillaba.

Corriendo, Tang San agarró el puño de Tang Hao,

“Papá, no te enfades, no quiero ir a ser un maestro espiritual. Siempre te acompañaré y te haré alimentos.”

Tomando una respiración profunda, la agitación de Tang Hao se fue tan pronto como llegó, y dijo con calma:

“Saca tu espíritu y dame un vistazo.”

“De acuerdo.”

Tang San asintió, levantando su mano derecha. Dentro de su cuerpo la Habilidad Cielo Misterioso en silencio empujó, y dentro de su conciencia sintió una peculiar corriente cálida impregnado con su Habilidad Cielo Misterioso. Un pálido resplandor azul que apareció en la palma de su mano, en un instante, de un azul delicado un poco de hierba apareció.

Mirando fijamente, aturdido en la Hierba de Plata Azul en la mano de Tang San, Tang Hao estaba en un hechizo de distracción durante mucho tiempo hasta que se recuperó gradualmente. Con ojos brillantes y tragando saliva, murmuró en voz baja:

“Hierba de Plata Azul; esto es realmente Hierba de Plata Azul. Y el mismo que la de ella.”

De repente, Tang Hao vigorosamente se puso de pie y camino hacia la habitación interior, el movimiento repentino casi haciéndolo caerse delante de Tang San, el espíritu de la Hierba de Plata Azul en su manos de disolvió solo.

“Padre.”

Tang Hao agitó la mano con impaciencia,

“No me molestes.”

Mientras habla, ya había entrado a través de la cortina de puerta de la habitación interior.

“Sin embargo, todavía tengo otro espíritu.”

Tang San sabía aún después del despertar espiritual de hoy que su caso era fuera de lo normal. No había puesto esta pregunta a Su Yuntao o al viejo Jack; Después de todo, esos dos eran sólo los extraños, nada más.

……

【Principios generales secta Tang, Registro del Tesoro del cielo Misterioso, primer punto: Nunca permita que una persona en la que no se puede confiar completamente saber la cantidad de fuerza que realmente posee.】

……

Tang San ya había aprendido por completo el Registro del Tesoro del Cielo Misterioso de memoria, y era incluso más absolutamente persistente en la adhesión a los principios generales.

La cortina de la puerta fue empujada violentamente a un lado, y Tang Hao de nuevo surgió en la habitación exterior, con el rostro ya lleno de una expresión de sorpresa. Sus dos ojos enrojecidos, como llorara hace un momento.

Tang San no abrió su boca, más bien como hace un momento que había levantado la mano derecha, poco a poco levantó la mano izquierda. Esta vez, en lugar de una luz azul, una luz tenue negra burbujea desde el centro de la palma de su mano, en un brillante destello de condensación, una cosa extraña apareció en su mano.

Esto era un martillo totalmente negro. El mango del martillo era aproximadamente la mitad de un chi de longitud, con un martillo cilíndrico. Pareciéndose a una versión más pequeña del martillo de forja, sin embargo, la superficie de tono negro de ese martillo tenía una luz peculiar, y sobre la cabeza del martillo cilíndrico enrollado un tenue círculo de un patrón decorativo.

Por alguna razón, así como el martillo apareció en el medio de la mano de Tang San, todo el aire de la habitación parecía un poco pesado, y Tang San justo como si fuera incapaz de soportar el peso de ese pequeño martillo sólo podía sostenerlo, el brazo lentamente cayó. Su expresión facial ya se había convertido en algo pálido.

A diferencia de la Hierba de Plata Azul que parecía no requerir  el uso de la Habilidad del Cielo Misterioso, cuando apareció este pequeño martillo negro, prácticamente absorbido la propia fuerza interna de Tang San. También sólo podía con esfuerzo lograr mantener su agarre firme en el mango del martillo. Aunque podría parecer que el martillo era muy pequeño, pero de hecho su peso superó el del martillo de forja en gran medida.

“Esto, esto es……”

Tang Hao fue menos de un paso delante a Tang San, y agarró el martillo en sus manos para traerlo delante de sí. Las manos de Tang Hao tenían una gran fuerza, al menos Tang San ya no sintió que su brazo llevaba una gran carga.

Así como Tang Hao agarró su mano, una especie sensación de sangre caliente corrió por sus venas e hizo sentir una parte del corazón de Tang San cómodo,

“Padre, ¿qué pasa?”

En cuanto a ese pequeño martillo negro, el resplandor agitado que había desaparecido, apareció en los ojos de Tang Hao una vez más,

“Espíritus gemelos. En realidad espíritus gemelos. Hijo, mi hijo.”

De repente, Tang Hao extendió sus fuertes brazos y abrazó fuertemente a Tang San en se pecho.

El pecho de Tang Hao era muy amplio. Quizás debido a su largo trabajo como herrero, a pesar de que en la superficie se veía muy flojo, los músculos de su cuerpo ciertamente no habían disminuido en los últimos años, y ser sostenido en sus brazos se sentía muy cálido. Ese tipo de amor paterno trajo una sensación de seguridad que era insustituible.

“Padre.”

Tang San se detuvo, y se quedo habla. Por lo que podía recordar, esta era la primera vez que Tang Hao lo había abrazado de esta manera.

El martillo en la mano parecía volverse más y más pesado, y aunque Tang San le gustaba mucho la calidez de este amor paternal, él aún más no quería que el martillo de hierro se deslice fuera de su mano y aplastara a su padre.

“Padre, no lo puedo mantener.”

Tang San no podía soportar decir esas palabras.

Tang Hao liberó sus brazos,

“Retíralo.”

Dispersándose la luz negra, el peso desapareció. El corazón de Tang San se sintió muy raro; este martillo indudablemente era un hibrido con su fuerza interior de su Habilidad Cielo Misterioso, pero ¿Por qué todavía era incapaz de levantarlo? Lo que lo hizo más asombrado fue que después de que convocara el martillo, su fuerza interior en realidad fue casi completamente consumida.

 

Parte 3

 

Tang San nunca había visto tan rica expresión facial en su padre. Cada tipo de emoción compleja apareció en el rostro de Tang Hao, y después de mucho tiempo, pudo pronunciar una oración lentamente,

“Recuerda, en el futuro, debes utilizar el martillo en la mano izquierda para proteger a la hierba en su mano derecha. Por siempre.”

Tang San asintió sin entender la razón. Tang Hao se puso de pie, yendo directamente de vuelta a la habitación interior.

Durante la preparación de la comida del mediodía, Tang San, al mismo tiempo reflexionó sobre cómo entró en contacto con el mundo espiritual el día de hoy. Espíritus gemelos, aparentemente en este mundo muy pocos debe existir, de lo contrario cómo podría padre sorprenderse de esa manera. Parecía que este espíritu de su martillo le parecía moverse muy grandemente.

Con respecto a lo que dijo, lo que era sin embargo también importante era que los espíritus estaban interconectados con la Habilidad Cielo Misterioso. En su caso ya que este anillo espiritual era precisamente la clave de su incapacidad para romper el cuello de botella de su Habilidad Cielo Misterioso, entonces, no importa cómo, tendría que pensar en una manera de conseguir un anillo espiritual para probar en algún momento.

En la comida del mediodía, Tang Hao parecía muy taciturno, su apetito también parecía mucho más pequeño que antes. Su mirada cayó con frecuencia en Tang San, aparentemente dudando sobre algo.

Después de haber terminado la comida del mediodía, Tang San se preparó como de costumbre para poner en orden los platos, pero Tang Hao le pidió que parara.

“Espera un momento antes de poner en orden, bien. Pequeño San, te pido, ¿quieres convertirte en un maestro espiritual? ”

Tang San estaba aturdido por un momento, mirando hacia Tang Hao, dispuesto a engañar a su padre. Vaciló por un momento, y finalmente asintió.

Tang Hao dejó escapar un suspiro, su rostro parecía aún más viejo,

“Al final todavía te diriges hacia este camino.”

Sólo habló esta frase, y luego regresó a su habitación.

Tang San se dio cuenta, cuando Tang Hao suspiro, sintió que estaban decepcionados pero sin embargo su expresión era más satisfecha. Se podía ver que en el corazón de su padre parecía haber muchas cosas ocultas.

Limpiando todos los platos, Tang San regresó a su habitación y continuó su trabajo. Con la colisión entre el martillo de forja y el trozo de hierro, ruidos rechinantes resonaban. A pesar de que no sabía en qué momento este trozo de hierro podría convertirse en el tamaño de un puño que Tang Hao exigió, pero este tipo de forjado tenía una ventaja nada despreciable en relación con el aumento de su Habilidad Cielo Misterioso, y con respecto a su entrenamiento físico el efecto también era bastante bueno. Tang San ya empezó a tratar de agotar menos la fuerza interior de la Habilidad Cielo Misterioso al manejar el martillo de hierro si es posible. De esta manera,  podría mantener el tiempo que podía oscilar sucesivamente el martillo incluso más tiempo.

Desde el mediodía martilló otras trescientas veces, dándose cuenta de que de vez en cuando unas pocas impurezas habían sido expulsadas del trozo de hierro. Levantando la cortina de la puerta, Tang Hao entró. Esta tarde, al parecer no había ningún forjado de herramientas agrícolas, al menos Tang San no había oído los sonidos de batido familiares.

“Padre.”

Tang San miró en la dirección de su padre, deteniendo el martillo en sus manos y bajándolo.

Tang Hao le indicó que continuará, caminando cerca para reposar tranquilamente en un lado. No empezó a hablar, se limitó a mirarlo.

Tang San sólo entonces continuó empuñando el martillo. Por ahora su ropa ya estaba empapada de sudor. Con su actual fuerza interior, aún no podía adaptarse al nivel de temperatura, por no hablar de este trabajo físico pesado absolutamente.

Dang, Dang, Dang, Dang, Dang…… Resonaron golpes sin cesar, el pequeño cuerpo de Tang San con el martillo de hierro en sus manos, sin duda podría ser desproporcionado, pero cada vez que el martillo de hierro se balanceó no obstante actuó poderosamente.

Tang Hao en su corazón, dijo, “una fuerza sobrehumana y el Completo Poder Espiritual Innato, no es de extrañar que él es capaz de balancear el martillo de hierro a pesar de ser tan pequeño.” Las palabras del viejo Jack podría ser correcta; él no debe dejar que su desánimo afecte el crecimiento de este niño y el camino de aquí, incluso si él mismo abandonó.

En cuanto a Tang San chorreando sudor, Tang Hao finalmente puso su determinación.

“Haz una pausa.”

Tang Hao comenzó a hablar.

Tang San bajó el martillo de hierro en sus manos, un tanto débil jadeo, instando en silencio la Habilidad Cielo Misterioso de su cuerpo para ajustar su respiración, con el fin de recuperar su fuerza física.

Tang Hao caminó delante de Tang San, tomo el martillo de hierro en sus manos, y miró a la estufa, donde el trozo de hierro brillaba al rojo vivo en el fuego,

“La derrota es así, incluso con un año no podría convertirse en el tamaño de un puño.”

Tang san hizo frente, mirando a su padre alto y grande,

“Entonces, ¿cómo debería hacerlo?”

Tang Hao dijo con indiferencia:

“Dime, cuando haces balancear el martillo de forja para golpearlo, ¿de qué parte del cuerpo viene primero la fuerza?”

Tang San pensó, y luego dijo:

“Debe ser la cintura, verdad. ¿Desde la cintura a través de la espalda, entonces después a lo largo del brazo para levantar el martillo de forja? ”

Tang Hao no confirmó ni desmintió la afirmación de Tang San, pero siguió preguntando:

“Del cuerpo humano aparte del cerebro, ¿Qué parte es la más importante?”

“Es el corazón.”

Tang San respondió sin la menor vacilación. El corazón y el cerebro de manera similar podrían causar la muerte instantánea, y mientras el cerebro tenía el cráneo para la protección, el corazón sólo tenía la piel y el músculo, nada más. Como discípulo de la secta Tang, tenía muy clara la composición del cuerpo humano, y el uso de armas ocultas para perforar el corazón de un enemigo era el método más eficaz y más rápida para causar letalidad.

Tang Hao se detuvo por un momento y luego dijo:

“Entonces dime cuántos corazones tiene una persona.”

“¿Ah?”

Tang San, sorprendido, lo miró, bastante perdido. ¿Dijo cuántos corazones una persona tenía?

“Respóndeme.”

Tang Hao fríamente miró, su figura  desprendió una presión que causó que Tang San sea incapaz de respirar.

“Uno.”

Tang Hao negó con la cabeza, diciendo:

“No, estás equivocado. Recuerda, la gente tiene tres corazones, no uno.”

“¿Tres?”

Tang San quedó estupefacto viendo a Tang Hao, sin entender lo que quería decir.

Tang Hao invirtió su agarre sobre el martillo de hierro, utilizando el asa para empujar las pantorrillas de Tang San,

“Aquí. En los músculos de la pantorrilla de la gente, en otras palabras, son el segundo y tercer corazón. Si una persona quiere llevar a cabo toda la fuerza física de uno, en ese caso, se debe utilizar tres corazones al mismo tiempo para tener un resultado. Por lo tanto, cuando se lleva a cabo la fuerza, que sin duda no se deriva de la espalda baja. Los tres corazones es el punto de partida correcto.”

“Cuando el corazón dentro de su pecho late rápidamente, la energía procede de las dos pantorrillas, la fuerza se transmite, alcanzando el muslo, que pasa por la cintura, la espalda, los brazos, y finalmente se libera. Esta es la forma de golpear con toda la fuerza. Los corazones dan la fuerza, la cintura es el eje. Observa.”

 

Parte 4

 

Tang Hao levantó el martillo en la mano, haciendo a Tang San retroceder varios pasos. Al mismo tiempo, el martillo en su mano ya cambió de dirección para volver, y con un grito profundo, su cuerpo medio giró, ambas piernas adheridas firmemente al suelo, fue descubierta por las andrajosas piernas de su pantalón que ambas se tensaron, toda su persona se asemejaba a un tigre feroz listo para saltar. Las piernas emitiendo fuerza, torciendo su cintura, y el martillo de forja fuer invisible en medio de ser traído de vuelta abajo, con un sonido metálico. Pesadamente bajando encima del pedazo caliente de hierro.

Tang San podía sentir por completo que esto era sólo una persona que emite fuerza física. Tang Hao no tenía fuerza interna, y aún más no había puesto algún tipo de poder espiritual. Esto era completamente la fuerza del cuerpo humano, y ese pedazo de hierro caliente antes rojo, todavía se había derrumbado en casi un tercio de su figura, la deformación era muy distinta.

“Con la parte inferior de las piernas emitiendo fuerza, controlando la fuerza del cuerpo para unirlo con éxito en un todo, es como ir con todo.”

Tang Hao pasó el martillo de hierro a las manos de Tang San,

“Hazlo tu.”

“De acuerdo.”

Tang San no había pensado que la forja también tenía este tipo de método sorprendente. Este simple método de emitir la fuerza no sólo se podía utilizar para la forja, sino también debe ser capaz de ser utilizado por sus artes marciales de la secta Tang.

Ambas manos agarrando el mango del martillo, imitando la postura de Tang Hao de antes, Tang San fijo ambos ojos en el trozo de hierro rojo caliente. La Habilidad Cielo Misterioso trabajando lentamente en la parte inferior de sus piernas, ambos pies agarrados firmemente al suelo.

Tang San gritó en voz alta, el poder físico de las piernas junto con el estallido de poder de la Habilidad Cielo Misterioso en la parte inferior de las piernas, extendiéndose de un salto, girando la cintura, a través de la espalda, a través de ambos hombros, en los brazos. Claramente sintió como si su fuerza se hubiera hecho más poderosa que nunca, ese comienzo a través de la parte inferior de las piernas hasta terminar en los brazos oscilando el martillo de hierro, su cuerpo aparentemente quería volar por esta gran fuerza.

Dang ~~~~~~, el martillo de hierro golpeó con precisión sobre el pedazo de hierro, emitiendo un sonido fuerte.

Porque el cuerpo de Tang San osciló el martillo de hierro ambos de sus pies abandonaron el suelo, asombroso avanzaron un paso. El martillo de hierro rebotó hacia arriba y aunque tenía las Misteriosas Manos de Jade, sus manos ciertamente no tenían ningún problema, pero ambos de sus brazos sufrieron un estallido de hormigueo del shock del rebote. Afortunadamente la Habilidad Cielo Misterioso trabajó sin demora, y la sensación de hormigueo gradualmente desapareció.

El resultado fue evidente, a pesar de la edad de Tang San. Añadiendo la Habilidad Cielo misterioso, que este resultado era inferior a Tang Hao era claro, pero en comparación con sus anteriores éxitos, este efecto era incluso más de lo que podía hacerse con diez antes.

Viendo el movimiento de Tang San, Tang Hao ciertamente no lo alabó, pero en sus ojos brilló un rastro de una mirada sorprendida. El trabajo de Tang San estaba claramente más allá de lo que había esperado. Tang Hao no esperaba que Tang San pudiera realmente dominar este método de emisión de fuerza en este corto tiempo.

También no sabía que Tang San había desde el principio de la Secta Tang meticulosamente cultivado las artes marciales, no sólo tenía la Habilidad Cielo Misterioso, también Control de Grúa Capturando Dragón, Desconcertante Sombra Fantasma, Técnica Misteriosa Mano de Jade, haciendo su capacidad de coordinación sin duda superar a otros de su edad. Ya que su entendimiento del cuerpo tampoco faltaba, esta técnica de emisión de fuerza era naturalmente fácil de entender. Por supuesto, dado que era la primera vez, su manejo todavía no era hábil.

“Padre, ¿Lo he hecho bien?”

Tang Hao asintió lentamente,

“¿Tu entiendes el efecto del corazón? Los humanos emplean la mayoría de los músculos precisamente en las pantorrillas, por lo que las pantorrillas son la fuente de toda fuerza. Usa el poder de las extremidades inferiores, así reuniendo fuerzas para aumentar en gran medida el esfuerzo.”

Mientras hablaba, Tang Hao caminó al lado del fuelle y se sentó, y de debajo del fuelle sacó algo forjado a partir de hierro: dos pedales de pie como objetos. Tang Hao se mantuvo conectado al fuelle, y utilizando ambas manos para usar el fuelle cerrado,

“En la forja, el efecto del fuelle también es especialmente significativa. Totalmente de metal calentado se puede forjar aún mejor, y esto puede causar a su resistencia ser aún más fuerte. Cualquier bloque de metal, incluso si es de metal muy impuro, todo también tiene su propia alma. Si la temperatura es insuficiente, y cuando en la forja se usa demasiada fuerza física se romperá. Al igual que, incluso si se derritió y unió de nuevo este trozo de metal siguen siendo sólo los residuos. Por lo tanto, al utilizar toda tu fuerza para martillar un pedazo de hierro, debes mantener bien la temperatura. El bombeo del fuelle también usa de manera similar el poder de las piernas inferiores. No sólo puede en la medida de lo posible preservar la fuerza física, también puede causar el efecto del fuelle de alcanzar la mayor temperatura.”

Ambos pies presionando sobre los pedales, repentinamente soltó su fuerza. Comenzando en las piernas, todo el cuerpo rápidamente se recuperó, ambos brazos naturalmente llevando los mangos del fuelle a abrirse, enderezando las piernas y flexionando, otra vez devolviendo los mangos. Entre llegar y regresar, los fuelles funcionaron en toda su fuerza. Los movimientos de Tang Hao ciertamente no parecían rápidos, pero cada uno puso en el juego el fuelle al máximo. Los músculos de la pantorrilla llevando hacia abajo, y mientras su cuerpo con el fuelle en una clase particular de ritmo, el pedazo de hierro inmediatamente quemó en un rojo feroz.

“Tu vienes a dibujar el fuelle, de acuerdo con mis movimientos en este momento.”

Tang Hao entregó su asiento para Tang San.

Habiendo experimentado antes el manejo del martillo de hierro y observando cuidadosamente, Tang San se sentó en el asiento anterior de Tang Hao, muy rápidamente agarrando el método para trabajar el fuelle, aunque todavía algo desigual. Pero atentamente notó que cada vez la fuerza liberada, comenzó desde las extremidades inferiores. Bastante seguro, como Tang Hao dijo, no sólo ahorró mucha de su fuerza física, pero el resultado comparado con antes también era incomparablemente mejor.

Tang Hao sostuvo el martillo de forja de Tang San, y dijo fríamente:

“Usando toda tu fuerza en el balanceo del martillo para forjar puede completamente traer tu fuerza física en uso. Pero igualmente, con el descenso del martillo, la fuerza de rebote puede crear una gran carga en ti. En el caso de estar sin un método de guía adecuado, es fácil sufrir lesiones, y también puede hacer que la parte de la fuerza física sea gastada, incapaz de actuar en el metal. Después de mi movimiento debes observar con atención, esta es la clave para saber si tu puede golpear este pedazo de hierro en el tamaño de un puño en poco tiempo.”

Inhalando profundamente, los ojos de Tang Hao se concentraron. Siguiendo el trabajo de Tang San en el fuelle, toda la masa de hierro ya se había quemado en un rojo intenso, ardientes llamas saltando hacia arriba, haciendo el interior de la habitación crecer excesivamente caluroso.

 

Parte 5

 

Mientras Tang Hao se movió, su movimiento no parecía ser diferente de antes, desde la pierna hasta la cintura, la cintura hacia la espalda, de vuelta a los brazos, con un sonido metálico del martillo de hierro que caía con fuerza sobre el trozo de hierro.

Mientras el martillo de hierro rebotó de la fuerza de reacción, Tang Hao repentinamente hizo una vuelta, con la parte inferior de las piernas emitiendo energía como antes. La oscilación del rebote del martillo ya en ascenso, lo manejó en un círculo arriba, trayendo un sonido agudo del viento, y otra vez vino un fuerte sonido ya que golpeó el pedazo de hierro. No sólo fue notable la velocidad de este golpe, pero la fuerza física era también más fuerte en comparación con el primero.

El martillo de hierro rebotó alto, y el movimiento de Tang Hao con la magnitud de la subida del martillo de hierro aparentemente alcanzó una especie de armonía perfecta. No temprano no tarde, sólo en la fracción de un segundo el martillo de hierro alcanzó su pico ascendente, su cuerpo condujo el martillo de hierro en un círculo completo, para romper otra vez abajo.

Los ojos de Tang San brillaron. Sin lugar a dudas se trataba de un método para aprovechar la fuerza, utilizando la fuerza de rebote entre el martillo y el metal y convertirla en una fuerza descendente. El movimiento fue perfectamente coordinado a fin de evitar en mayor grado ser dañado por la fuerza de rebote, y en cambio transformar esta fuerza física para especialmente añadir a los golpes. A partir del segundo golpe, la fuerza física de cada golpe superó la fuerza completa de Tang Hao, pero todavía estaba bajo su control.

Tang Hao se movía más rápido y más rápido, el martillo de forja hacía abajo en el pedazo de hierro como una tormenta violenta, el pedazo de hierro continuaba siendo deformado por los golpes del martillo de forja. Fue impactante, la precisión de los golpes de Tang Hao era irreal. Cada vez que el pedazo de hierro fue golpeado era reducido a la mitad de su grosor anterior, y cuando empezó a hacerse plana, y cuando comenzó a hacerse plano, el martillo de forja en su mano golpearía inmediatamente el borde del pedazo de hierro, haciéndolo así tirar. Así, el pedazo de hierro soportaba regularmente sus martillazos, y no fue simplemente golpeado en un pastel plano de hierro.

En un instante el martillo de hierro había golpeado ya treinta y seis vedes, y las ambas manos de Tang Hao llevaron el martillo de hierro a girar arriba sucesivamente en tres círculos. No antes de que la fuerza del martillo fuera dispersada, hizo parar el martillo. Su rostro no parecía rojo, el aliento no trabajaba, como si esta anterior loca tormenta no había sido producida por él en absoluto.

El pedazo de hierro entero, después de sólo treinta y seis golpes en el completo círculo pequeño, a simple vista era difícil ya ver cualquier impureza dentro.

Esto hace un momento era la verdadera maestría del herrero, un método de martillo hermoso.

“¿Entendiste?”

Tang Hao miro a Tang San que bombeaba incesantemente el fuelle.

Tang San pensó, y luego dijo:

“Aprovechar la fuerza, entiendo el principio. Sólo, esto no parece ser simple en absoluto.”

Tang Hao dijo con indiferencia:

“Si quieres lograr mi tipo de nivel, sólo hay una manera: la habilidad viene de la practica. Además, debes tener en cuenta, si estas golpeando un trozo de metal común, entonces cuando es más impuro, también es más probable que se rompa. Entonces, cuando lo golpees la fuerza física debe ser más pequeña, y ya que sus impurezas gradualmente disminuyan, su fuerza física puede empezar a aumentar gradualmente para mantener el efecto de los golpes. Esta forma de control dinámico es fundamental. Tú despacio practica por ti, bien. No aumentes ciegamente la fuerza y la velocidad: la exactitud es igualmente importante. Por lo menos debes entender el descenso del martillo, a menos que puedas lograr golpear en cualquier lugar, ¿Qué uso es más fuerza física?”

Con el peso del martillo de forja regresando a las manos de Tang San, Tang Hao se dio la vuelta y se fue.

‘Padre no volvió en su palabra, él realmente me enseñó sus métodos de forja, y también, del padre que enseña su punto de vista de estas cosas, cualquier profesión tiene sus propios misterios profundos, no son todos tan simples’

En el próxima vez mes y medio ‘, Tang San cotidianamente practicó el método de martillo de forja que Tang Hao le enseñó. A pesar de tener Control  Grúa Captura Dragón para ayudar a su control de la fuerza, y que tiene Ojos Demonio Purpura para determinar la posición de sus golpes de martillo, este método de forja era todavía más difícil de dominar de lo que podría haber imaginado.

Ya que estaba golpeando con toda su fuerza, con toda su fuerza era de por sí muy difícil de controlar. Sacando fuerzas de rebote, y de nuevo el control del equilibrio del cuerpo con el fin de posicionar el golpe de martillo era extremadamente difícil. Con el aumento de los golpes, el control de la fuerza esencial requerida aumentó, y la rotación incesante del cuerpo no sólo puede causar una sensación de mareo, pero al mismo tiempo la fuerza de cada golpe al caer también se hizo aún más difícil de controlar.

Afortunadamente, ya había sido golpeado ese pedazo de hierro por un tiempo muy largo, por lo que sus impurezas ya eran muy pocas y no era tan fácil de destruir. De lo contrario, no sería capaz de controlar el peso de ese martillo de forja y probablemente ya lo habría roto en pedazos.

Pero, en medio de este curso práctico, el uso de Tang San del misterioso Habilidad cielo, así como el Control Grúa Captura Dragón, Manos Misteriosas de Jade con la coordinación de los Ojos Demonio Purpura, todo avanza desapercibidamente.

Desde el primer día en que sólo fue capaz de girar dos veces antes de empezar a desviarse en su posición, hasta hoy un mes y medio después, ya podía oscilar continuamente siete veces, y con precisión golpear el trozo de hierro sin error. La mejora fue muy evidente. Al mismo tiempo, el trozo de hierro bajo los golpes de su fuerza completa se hizo más y más pequeños; todos los días trajo resultados.

Por supuesto, esto también tenía una conexión inseparable con el método de generación de fuerza de la pierna inferior. Con este tipo de método de generación de fuerza, podría reducir considerablemente el consumo de la Habilidad Cielo Misterioso, lo que permite a Tang San tener aún más tiempo para bombear el fuelle y forjar.

Originalmente su padre balanceó el martillo treinta y seis veces, pero también parecía que él tenía energía excedente. Él mismo sólo podía balancear siete veces, no sabía cuándo podría alcanzar el nivel de su padre. Cada vez que Tang San pensó eso, inmediatamente tenía motivación adicional para practicar.

Estos días, como si se hubiera olvidado de los espíritus y anillos espirituales, cultivando el Ojo Demonio Purpura en la cima de la montaña en la madrugada, también profundamente pensaba en el problema de cómo balancear el martillo.

Tres meses pasaron muy rápidamente, y como Tang San podía empezar a blandir el martillo trece veces, Tang Hao comenzó a instruirle sobre cómo forjar herramientas. El método de enseñanza de Tang Hao era muy directo: exactamente igual que antes de que él lo haría una vez y, luego dejar a Tang San hacerlo otra vez, y como vio que algunos de los conceptos básicos fueron aprendidos él no interfirió con su práctica, nunca habiendo muchas palabras de dirección. Sólo en partes cruciales, dijo unas palabras.

Precisamente por ello, cada vez que Tang Hao dio puntos, Tang San recordó todo lo más claramente.

Loading...