Artículo anteriorISSTH Capítulo 18
Artículo siguienteISSTH Capítulo 20
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Capítulo 19: Los Vientos Vuelven a Soplar.

Meng Hao abrió sus ojos y vio al Gordito traer entusiasmado a un joven. Bajito, con la tez cetrina y demacrado, contrastaba bastante con el pálido y rollizo Gordito

Meng Hao le reconoció. Era uno de los miembros del grupo que habían traído a la Secta Confianza ese día y que llevaron junto a Wang Youcai al Cuartel de los Sirvientes de una montaña diferente.

En aquel tiempo, había parecido alguien fuerte y bonachón, pero ahora parecía sombrío y en circunstancias pobres. De todas formas, había una cierta dureza en sus ojos mientras hablaba de las inolvidables experiencias en la Secta Externa.

Aparte, se había atrevido a entrar en la Zona Pública con solo el primer nivel de Condensación Qi.

“Saludos, Hermano Meng,” dijo el joven, pareciendo un poco entusiasmado. Pero después el entusiasmo desapareció e hizo un extremadamente respetuoso saludo a Meng Hao con las manos unidas.

“Acabas de entrar en la Secta?” le preguntó Meng Hao, recordando con un suspiro su propio primer día.

“Llevo ya un mes,” dijo bajando la cabeza.

“Que sabes sobre Wang Youcai?”

“Murió,” dijo el joven con una expresión entumecida en su cara. Después de que las palabras salieran de su boca, una mirada de dolor apareció en sus ojos.

“Wang Youcai murió?” dijo Gordito aturdido. Meng Hao se mantuvo en silencio.

“En el Cuartel de Sirvientes, éramos responsables de sacar agua,” explicó. “El Hermano Youcai pensó que yo era demasiado joven, por lo tanto me ayudó muchísimo. Una vez, en un camino de montaña, una poderosa ráfaga de viento nos golpeó y le lanzó por un precipicio. Le busqué por dos meses, pero únicamente pude encontrar algunos huesos rotos…. Debe de haber sido devorado por animales salvajes.”

Una mirada de pena apareció en la cara de Gordito y Meng Hao dejó escapar un suspiro. Los cuatro habían llegado al mismo tiempo, pero en menos de un año, uno de ellos realmente había muerto. Meng Hao se sintió mal, e incluso peor cuando recordaba que era el único hijo del carpintero Tío Wang.

“Pequeño Tigre, puedes quedarte con nosotros. Con Meng Hao alrededor, nadie se atreverá a acosarte” dijo Gordito mientras le golpeaba emocionado en el hombro.

“No, está bien, yo estoy… estoy bien.” El joven parecía dudar, y Meng Hao pudo decir que estaba pensando sobre alguna cosa. Al final, movió su cabeza y rehusó la oferta de Gordito. Les saludó con las manos unidas y se fue por su camino por la meseta.

“Qué le ocurre? preguntó Gordito todavía aturdido.

“Todo el mundo tiene secretos,” dijo Meng Hao hablando despacio. “Quizá ha tenido algún golpe de suerte sobre el que no quiere hablar. Si no fuera así, por qué vendría aquí estando únicamente en el primer nivel de Condensación Qi” Meng Hao parecía perdido en sus pensamientos conforme el joven desaparecía en la distancia.

“Incluso si Pequeño Tigre tiene algún secreto, podemos averiguarlo por nuestra cuenta si queremos hacerlo. Nos ha menospreciado.” Medió Gordito. Él tenía una personalidad abierta y directa, y no pensó nunca de una forma estratégica. Ofrecer algo a alguien de buena fe y que lo rechazara era obviamente una forma de aumentar su indignación.

En las regiones bajas del continente Nanshan , el invierno era corto y pasaba casi en un instante. El calor de la primavera llegó, y las flores florecieron. Otra vez era abril. Un año había pasado desde que Meng Hao había llegado a la Secta Confianza.

Con la ayuda de Gordito, había acumulado una gran cantidad de Piedras Espirituales de la Zona Pública de bajo nivel, e incluso más píldoras medicinales y algunos objetos mágicos. Iba a menudo hacia las montañas salvajes para cazar bestias demoníacas. Incluso se había acercado a la montaña negra en su búsqueda, pero siempre regresaba con las manos vacías. Los rugidos que emanaban desde la región de la montaña negra crecían más y más intensos, por lo que Meng Hao no se atrevía a entrar.

Tenía un Núcleo Demoníaco de tercer nivel que había duplicado múltiples veces con el espejo de cobre. Con el tiempo, su base de Cultivo alcanzó la mitad del cuarto nivel, pero en ese momento, su progreso virtualmente paró. No importaba cuántas píldoras medicinales consumiera, lo único que conseguía era que su energía espiritual se volviera un poco más pura.

Había alcanzado un cuello de botella y no podía atravesarlo hacia el quinto nivel y él estaba deseando tener la técnica de Caminando en el Viento.

Con la ayuda de Meng Hao, Gordito alcanzó el segundo nivel de Condensación Qi, lo que le hacía sentirse un poco inspirador.

Ese abril, todos los discípulos de la Secta Externa de nivel más alto que el quinto, como la Hermana Xu y el Hermano Chen, fueron enviados fuera de la Secta. Cada uno regresaría con dos o tres jóvenes que poseían talento latente para que se convirtieran en sirvientes.

Una vez por año. Esa era la regla de la Secta. Este era el único camino de asegurar la continuación de la existencia de la Secta.

El viento primaveral soplaba a través de la tierra, llevándose el frío con él. El calor regresó. Pronto el otoño regresaría y entonces sería Octubre. Durante este periodo de tiempo, dos importantes cosas habían pasado en la Secta Confianza. La primera estaba relacionada con uno de los Grandes Ancianos de la Secta. El mismísimo líder de la secta, quien todo el mundo decía que había alcanzado finalmente la etapa de Formación de Núcleo, había otros dos Grandes Ancianos que habían alcanzado la etapa de Establecimiento de las Bases. Uno de ellos, que había alcanzado el fin de su longevidad, había fallecido mientras meditaba, aproximadamente a la edad de ciento cincuenta años. Cuando Meng Hao escuchó eso, preguntó y confirmó que no había sido el Gran Anciano Ouyang.

Cuando los Cultivadores alcanzaban la etapa de Establecimiento de las Bases, se expandía su longevidad a ciento y cincuenta años. Parecía ser un tiempo largo, pero realmente era un periodo muy intenso. Si el Cultivador no alcanzaba la Formación de Núcleo , entonces diez años después, sólo podían sentarse en meditación, arrugándose mientras su Qi y su sangre lentamente se disipaban.

De todos modos, después de alcanzar la Formación de Núcleo, la longevidad se doblaba hasta llegar a los trescientos años.

Debido a la muerte durante la meditación del Gran Anciano, la Secta Confianza había quedado en mala posición. Realmente quedaba en una mala posición en el Estado de Zhao, y era ahora cuando más peligro habría. De repente, Cultivadores de las otras sectas empezaban a aparecer cerca de los bordes de la Secta Confianza.

Parecían estar buscando algo, por lo que la Secta Confianza puso había puesto hechizos defensivos alrededor de la montaña. Todo lo que había en unos cuantos miles de metros estaba bajo su protección. Nubes de tormenta figurativas aparecían, oscuras y gruesas, presionando a la Secta al completo.

Muchos discípulos en la Secta Externa tenían sus propias conjeturas. Algunos de ellos estaban mejor informados que otros, y recibían piezas de información. Las noticias volaban, y pronto se desarrolló un rumor de que el mundo del Cultivo en el Estado de Zhao se estaba agitando debido al Patriarca Confianza, quien llevaba perdido por cuatrocientos años.

Con respecto a más detalles, ninguno de los discípulos de la Secta Externa estaba seguro.

Durante este tiempo, la base de Cultivo de Meng Hao continuaba atascada en la mitad del cuarto nivel. Nada parecía tener ningún efecto, y finalmente empezó a aceptar que estaba atascado en un cuello de botella.

Estaba sentado con las piernas cruzadas en la Cueva Inmortal, con el ceño fruncido. “La Hermana Xu me dijo que avanzar desde la cima del cuarto nivel hasta el quinto nivel podría convertirse en un atasco. Pero por qué mi atasco vino antes… es debido a que he consumido demasiados Núcleos Demoníacos?

“Si ese es el caso, entonces necesito algunas píldoras medicinales especiales diseñadas para avanzar a través de cuellos de botella. O quizá necesito algunos Núcleos Demoníacos de alto nivel.” Había guardado bastantes Piedras Espirituales, pero carecía de las apropiadas píldoras medicinales. Estaba seguro de que si sólo tuviera las correctas píldoras medicinales, podría avanzar hacia el quinto nivel de Condensación Qi.

La ansiedad en la Secta Confianza era palpable. Muchos discípulos caminaban  de arriba abajo confundidos, tratando de esconder sus sentimientos. Meng Hao se sentía nervioso también, y por supuesto, lidiando con sus propios problemas críticos.

La única persona que parecía feliz era Gordito. Estaba incluso más entusiasmado sobre su puesto en la meseta que Meng Hao. Incluso cuando Meng Hao no se sentía con ganas de ir, tomaba la bandera por sí mismo y se iba a hacer negocios.

Tres días después, las campanas sonaron. El Día de Distribución de Píldoras  había llegado. Cuando Meng Hao y Gordito llegaron a la plaza, Meng Hao vio a un hombre en una túnica dorada encima de la plataforma, junto a él estaban la Hermana Xu y el hermano Chen.

Viendo esto, el corazón de Meng Hao empezó a desbocarse y un fuego empezó a arder en sus ojos.

“En el pasado año y medio, el Maestro Tío Shangguan sólo había aparecido tres veces, y cada una de las veces había sido en una Distribución de Píldoras Individuales. Mi base de Cultivo se había estancado en un cuello de botella en el cuarto nivel por casi un año. Si había una píldora medicinal de alto nivel… “ Otros discípulos de la Secta Externa tenían pensamientos similares, y pronto, las conversaciones resonaban en el aire. Por supuesto, algunos discípulos estaban pensando, “por favor, no me la des a mí.”

Esto ocurría especialmente debido a lo que había hecho Meng Hao con su píldora esa vez, la Secta había puesto una nueva regla que prohibía regalar la píldora entregada en la Distribución Individual a los miembros de la Secta Interna.

“Es… Es una Píldora de Espíritu Seco”

“Hubo una que entregaron el último año, y ahora otra más. Sólo una por año! Eso demostraba lo muy valiosa que era!”

“Si pudiera poner mis manos en ella, eso haría realmente que realmente avanzara en mi base de Cultivo.”

Un rumor alto y excitado se levantó conforme el anciano lanzó la píldora púrpura brillante al aire.

Cuando la píldora apareció, los ojos de Meng Hao brillaron con una gran intensidad. Nunca antes había querido tanto una píldora medicinal. En sus ojos, no era solo una píldora medicina, sino su única esperanza para avanzar hacia el quinto nivel de Condensación Qi.

Había sido miembro de la Secta por un tiempo ahora, por lo que estaba familiarizado con varios discípulos. La Secta Interna tenía a la Hermana Xu y al Hermano Chen, ambos habían alcanzado el séptimo nivel de Condensación Qi. Los rumores eran que ellos avanzarían hacia el siguiente nivel muy pronto.

Bajo de ellos estaba Wang Tengfei, que estaba estancado en la cima del sexto nivel de Condensación Qi. Para él, una Píldora de Espíritu Seco sería de poco uso. Detrás de él, había un discípulo más del sexto nivel, el discípulo número dos Han Zong.

Meng Hao le había visto dos veces y le había traído de una forma totalmente arrogante, al quien que consideraba que nadie en el mundo era digno de ser considerado por él. Si él estuviera aquí, no habría gastado una mirada a la Píldora de Espíritu Seco, únicamente para mostrar que tenía una colección de mejores píldoras medicinales que esa.

Con respecto a los discípulos del quinto nivel de Condensación Qi, había cuatro en la Secta Externa y podían considerarse virtualmente  como Señores. Raramente  se dejaban ver, y a menudo se recluían a meditar o viajaban por las montañas salvajes para entrenar.

No habían muchos discípulos de cuarto nivel, incluyendo a Meng Hao habían siete en total. Y aquellos bajo el cuarto nivel, bien podían ser insectos.

“Muy bien, todo el mundo quieto.” La voz rugosa de Shangguan Xiu resonó, con asombroso poder y supresora de siempre. De todas formas, comparado al último año, Meng Hao no se había visto tan poderosamente afectado. En cambio, sus ojos brillaban con determinación.

“En los dos pasados años en los que he presidido la Distribución de Píldoras, yo he preferido seleccionar a un nuevo discípulo. La razón de esto es que si continuamos teniendo nuevos discípulos, nuestra secta florecerá.” Sonrió, y sus ojos se deslizaron por la multitud. Justo cuando parecía que había tomado su decisión, sus ojos recayeron en Gordito, que se sentaba cerca de Meng Hao, limando sus dientes con una espada. Su cara parecía indiferente.

Parecía tan redondo como una bola, y todo el mundo que le veía por primera vez y le veía limándose sus dientes encontraba complicado decidir si reír o llorar. Shangguan Xiu estaba asombrado, entonces rió.

“No importa,” dijo, “voy a darte la píldora a ti.” Movió su mano derecha, y una luz púrpura parpadeante de una Píldora de Espíritu Seco salió disparada hacia Gordito. Con una mirada aturdida, instintivamente la cogió, mirando como si no supiera qué acababa de ocurrir. Entonces su expresión cambió y dejó salir un grito. Su cuerpo empezó a templar conforme la sangres desaparecía de su cara. Parecía que estaba a punto de llorar.

“Esto… yo…. Mierda, por qué tiene que ser a mí?”

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Si quieres guardar tus capitulos necesitasLogear desde el inicio por aqui o registrarse para acceder al sistma de Bookmark Totalmente Gratis.

Leer la novela en https://pandanovels.com

Compartir
Artículo anteriorISSTH Capítulo 18
Artículo siguienteISSTH Capítulo 20