Artículo anteriorISSTH Capítulo 266
Artículo siguienteISSTH Capítulo 268

Capítulo 267: Cultivadores de las Tierras Negras.

Un momento más tarde, la pantalla se había desvanecido completamente. Los cultivadores de alrededor empezaron a irse. Meng Hao permaneció allí, sentado con las piernas cruzadas y mirando hacia el vacío con un aire ausente, pensando.

Dos días después de la aparición de la Proyección Dao, en el anochecer, Meng Hao estaba con los ojos cerrados. Cuando se hizo noche profunda, su cuerpo parpadeó y desapareció.

Los Elegidos y los Descendientes Dao del Clan Wang, de hecho, cualquiera en cuyas venas corriera la sangre del Clan Wan, estaban todos congregados en una montaña no demasiado lejos del Geiser Dao.

Esta noche en particular estaba destinada a ser cualquier cosa menos tranquila.

La luna colgaba alta en el cielo cuando Meng Hao apareció justo fuera de la montaña. Observó la bandera del Clan Wan ondeando en el viento en la cima de la montaña y saló disparada hacia ella.

“Quién eres tú? Te atreves a entrar dentro del territorio del Clan Wang!?”

“Este lugar está marcado con la bandera del Clan Wang, su excelencia, por favor, pare!”

Se alzaron las voces mientras ocho figuras salían volando, disparadas hacia Meng Hao. En frente de ellos apareció una silbante espada Qi, la cual salió disparada directamente hacia Meng Hao.

Su rostro estaba tranquilo mientras movía su manga derecha. Sacó poder de sus ocho Pilares Dao Perfectos. Lo que parecía ser un simple movimiento de maga era en realidad una presión aplastante de su base de Cultivo, la cual se transformó en una fuerza de viento tormentosa que se expandió en todas direcciones.

El aire se llenó con una explosión y las ocho auras e espadas colapsaron en pedazos. Los rostros de los ocho cultivadores estaban llenos de sorpresa mientras se tambaleaban hacia atrás, con las bocas emitiendo sangre.

No podía hacer siquiera que Meng Hao pausara. Pasó entre ellos, continuando en su camino hacia la cima de la montaña. Fue en ese momento en el que salieron volando diez rayos de luz prismática. Detrás de ellos había cerca de cien personas, un grupo masivo, todos dirigiéndose directos hacia Meng Hao.

“Te atreves a cargar contra el territorio del Clan Wang!? Da igual de qué Secta vengas, te enterraremos aquí hoy!”

“Cual es la intención de tanta charla, mata a este tipo!”

Mientras el grupo de personas se acercaba, empezaron a brillar luces mágicas. Incluso las personas que estaban alejados eran capaces de ver el chocante brillo que llenaba el cielo de la noche.

La expresión de Meng Hao era tranquila. Levantó su mano derecha, cortando su dedo. Catalizó la sangre con el poder de su Pilar Dao; todo se volvió rojo y empezó a temblar. Se fue convirtiendo en algo que parecía un enorme Dragón de Sangre; un rugido llenó el aire mientras era impulsado directamente hacia los cultivadores del Clan Wang que cargaban contra él. Sus rostros estaban llenos de shock y la sangre salía rociada desde sus bocas. Rotaron hacia atrás cayendo de cabeza, pareciendo estar completamente fuera de control.

Ahora había un camino que le llevaba a la cima de la montaña, un camino abierto por el Dragón de Sangre. Entre rugidos atronadores, Meng Hao avanzó,  y en el espacio de unas diez respiraciones, se plantó en la cima de la montaña.

Detrás de él, los Elegidos del Clan Wang tosían sangre. Durante todo su camino subiendo por la montaña, no hubo nadie que fuera capaz de hacer algo que bloqueara el camino de Meng Hao.

“El Héroe Azul Sin Rostro!” gritó la gente en medio de jadeos. Los hombres del clan Wang rodearon la cima de la montaña, todos mirando fijamente a Meng Hao.

En frente de Meng Hao había un cultivador vistiendo ropa negra y con una expresión seria. Parecía estar en los treinta años de edad más o menos y sus ojos estaban iluminados con un brillo profundo mientras miraba a Meng Hao. Este no era otro que Wang Lihai, Descendiente Dao del Clan Wang.

Su base de cultivo estaba a mitad de camino de la Formación del Núcleo. Su presencia hizo que pareciera como si hubiera otra cima de montaña en esa misma montaña.

“Señor, he venido aquí hoy para luchar con el Descendiente Dao del Clan Wang!” dijo Meng Hao. Su voz serena se escuchó en un tono totalmente cortante.

“Quieres luchar? Entonces luchemos!” los ojos de Wang Lihai brillaron mientras daba un paso hacia delante, levantando su mano al mismo tiempo. Detrás de él, apareció una imagen que parecía contener tanto un mar de estrellas como los ríos amarillos del inframundo. Salieron disparados hacia Meng Hao tres ataques de dedo.

El primer dedo parecía capaz de transformar la vida en muerte. El segundo estaba envuelto en una intención asesina que parecía brotar desde los ríos amarillos. El tercero contenía el silencio del exterminio, haciendo que el mundo pareciera vacío.

Esos tres ataques de dedo eran una técnica mágica del Clan Wang, los Tres Dedo del Pájaro Bermellón.

Wang Lihai estaba bien al tanto de que este Héroe Azul Sin Rostro era insondable. Por tanto, atacó sin el menor desprecio, llevándole esto a atacar con su más poderosa técnica mágica.

Los ojos de Meng Hao brillaron intensamente. Dio una zancada hacia delante, levantando también su mano derecha, atacando inmediatamente con uno de las tres técnicas del Inmortal de Sangre, el Dedo de Sangre.

Se escuchó una explosión que hizo que todo temblara. Al mismo tiempo, se alzó un enorme viento mientras el cuerpo de Meng Hao se convertía en un rayo de luz que salía disparado por el aire.

Todos los ojos de los que estaban en la cima de la montaña estaban fijos en Wang Lihai. Su expresión era la misma de siempre mientras observaba a Meng Hao desaparecer. Después de un buen rato, tosió una bocanada de sangre y se tambaleó hacia atrás unos cuantos pasos. Su dedo índice estaba temblando, y estaba tan hinchado que no podía ni doblarlo.

“Derrotado”, murmuró. Cuando los otros hombres del Clan Wang escucharon estas palabras, .sus rostros se cubrieron con expresiones de asombro.

Wang Lihai no fue el único que había sido derrotado esa noche. Song Yunshu, Descendiente Dao del Clan Song, así como el Descendiente Dao de la Secta Escarcha Dorada habían sido también derrotados!

Mientras Meng Hao se alejaba volando desde la nave del Clan Song, Song Yunshu se apoyó contra un muro mientras la sangre golpeaba en el suelo. Su rostro estaba pálido mientras miraba fijamente a la sombra desapareciendo de Meng Hao. Finalmente, apareció una terca expresión en su rostro.

Fuera del valle ocupado por la Secta Escarcha Dorada, un chocante rugido llenó el aire del amanecer. Resonó una vez, y después el Descendiente Dao de la Secta Escarcha Dorada fue derrotado. Inmediatamente entró en meditación aislada. Solo fueron testigos de esta sorprendente batalla unas pocas personas.

Al siguiente día, el nombre del Héroe Azul Sin Rostro recorrió la región oeste del Dominio Sur. No había una sola persona que no hubiera escuchado que no había derrotado solo a los Elegidos de las diversas Sectas, sino al Descendiente Dao de la Secta Solitaria Han Shandao, a Wang Lihai, Descendiente Dao del Clan Wang, a Song Yunshu, Descendiente Dao del Clan Song y al Descendiente Dao de la Secta Escarcha Dorada!

En solo unos días, el Héroe Azul Sin Rostro se había alzado en prominencia en la región oeste del Dominio Sur.

De hecho, algunas personas ya habían pensado que él estaba a la par con Zhou Jie, Li Shiqi y Li Daoyi, que habían avanzado a la Formación del Núcleo.

Mucha gente creía que ese hombre misterioso vestido de azul continuaría retando a más Descendientes Dao, o quizá, incluso a Li Shiqi y a los demás. Sorprendentemente, sin embargo, .después de tres sucesivas batallas, repentinamente fue a esconderse.

En ese momento, el ilustre hombre vestido de azul estaba en realidad sentado con las piernas cruzadas cerca del Geiser Dao, mirando fijamente a la pantalla y a la figura en ella, perdido en sus pensamientos.

Después de sentir el Qi en la Proyección Dao, había ido a luchar las tres batallas en la noche. Sin embargo, luchar con ellos no fue nada. Tenía la sensación de que si era capaz de lograr iluminación al respecto del Qi de la figura, entonces sería capaz de crear su noveno Pilar Dao.

Meng Hao no sabía qué era ese Qi, pero después de que la Proyección Dao desapareciera esta vez, era capaz de sentir que en su propio cuerpo… había también un hilo de Qi similar.

Después de observar la pantalla y la figura, era capaz de circular el hilo de Qi. Cuando cayó la noche, otra vez se puso en pie.

Por dos días fue incapaz Meng Hao de encontrar un oponente apropiado. Li Daoyi, Zhou Jie y Li Shiqi habían aparentemente abandonado la región oeste del Dominio Sur. Meng Hao no pudo encontrarlos.

Finalmente, regresó al Geiser Dao otra vez a observar la pantalla. Finalmente, cerró sus ojos y empezó a revisar mentalmente sus diversas victorias sobre los Elegidos y los Descendientes Dao.

Gradualmente, las imágenes de los diversos oponentes se hicieron más claras en su mente y se dio cuenta de que ellos tenía un hilo de Qi similar por dentro. En algunos era más grueso, en otros más fino, pero existía en todos ellos.

Al segundo día, temprano, Meng Hao abrió sus ojos para observar a las decenas de miles de personas rodeando al Geiser Dao. Después de observarles por un tiempo, pudo decir que todos ellos tenían ese misterioso Qi dentro de ellos.

Parecía aparecer en todos aquellos que observaban el Geiser Dao.

Meng Hao se sentó allí pensativamente por algún tiempo, con sus cejas fruncidas.

El siguiente medio mes, la reputación del hombre vestido de azul continuó únicamente creciendo. Todo el mundo hablaba de él con miedo. Parecía haberse vuelto loco! En el instante en el que encontraba con un cultivador en la etapa final de la Fundación Establecida, instantáneamente le atacaba, sin importar de quién fuera o a qué Secta perteneciera.

En todo el tiempo, nunca mató a nadie. Al mismo tiempo, nadie era capaz siquiera de realizar dos ataques contra él Todos sufrían derrotas completas.

Todos los Elegidos de la Secta Espada Solitaria que estaban presentes en la región oeste fueron derrotados. Lo mismo pasó con los Elegidos de la Secta Escarcha Dorada. Tan pronto como alguien veía al vestido de azul, su rostro se llenaría de miedo. Sin importar que fuera del Clan Wang, del Clan Lin o del Clan Song, durante ese medio mes, todo sufrió derrotas a manos del hombre vestido de azul.

Era como si una tormenta de color azul hubiera descendido sobre la totalidad de la región oeste del Dominio Sur.

Medio mes después, el Geiser Dao estaba alcanzando sus momentos finales. En ese momento, apareció la pantalla y ya no desaparecía. De acuerdo a los textos antiguos, esto significaba que el Geiser Dao se secaría y desaparecería en siete días.

Más y más Cultivadores se sentaron con las piernas cruzadas cerca del Geiser Dao, mirando fijamente a la pantalla. Fue en ese momento exacto en el que los retos realizados por el hombre vestido de azul cesaron.

Meng Hao estaba de nuevo sentado con las piernas cruzadas cerca del Geiser Dao, mirando a la figura de la pantalla. Sus ojos estaban brillantes. Durante medio mes, todas sus victorias habían hecho que el hilo de Qi creciera.

Era capaz de hacer que la frecuencia de la rotación del hilo de Qi dentro de su cuerpo se igualara a la de la figura de la pantalla.

Meng Hao notó entonces que el hilo de Qi de la figura estaba rotando cada vez más rápido, consiguiendo un impulso de un ataque que parecía estar a punto de explotar.

“Este es el hilo de Qi de batalla que puede ser cultivo después de ganar constantemente batallas sucesivas. Puede ser usado para avanzar sobre una barrera, incrementando la base de cultivo! Este es el supuesto encantamiento antiguo de batalla”. Tomó aire profundamente, después empezó a rotar el hilo de Qi dentro de él. Estaba a solo un pelo de ser capaz de crear su noveno Pilar Dao, y aún así, era incapaz de realizar ese paso final.

El tiempo pasó. En ese momento era el quinto día de los siete días finales de erupción del Geiser Dao. Repentinamente, diversos rayos de luz prismática aparecieron en el aire.

Los rayos estaban llenos de figuras vestidas de negro, todos llevaban máscara. Sorprendentemente, tres de ellos llevaban máscaras de color azul. Siete u ocho llevaban máscaras blancas.

Había dos, un hombre y una mujer, que iban a la cabeza, ellos llevaban máscaras de color dorado!

La docena de personas se dirigían generando un silbido a través del aire hacia el Geiser Dao, captando inmediatamente la atención de las decenas de miles de cultivadores de bajo.

Inmediatamente, algunas de esas personas reconocieron las ropas negras y las máscaras. “Cultivadores de las Tierras Negras!”

Meng Hao alzó la vista. Su mirada recayó sobre uno de los cultivadores de la máscara azul, un hombre delgado que estaba a un lado.

En ese instante, los ojos de Meng Hao empezaron a brillar.

Si quieres guardar tus capitulos necesitasLogear desde el inicio por aqui o registrarse para acceder al sistma de Bookmark Totalmente Gratis.

Leer Novela https://pandanovels.com

Compartir
Artículo anteriorISSTH Capítulo 266
Artículo siguienteISSTH Capítulo 268