Artículo anteriorISSTH Capítulo 278
Artículo siguienteISSTH Capítulo 280

Capítulo 279: Abriendo el Horno para Píldoras.

La voz que Meng Hao acababa de escuchar era la misma voz que había escuchado saliendo desde el medallón de Lord Horno hace cuatro días. Considerando esto, así como la expresión de los rostros de todos los demás, cómo no podía Meng Hao llegar a la conclusión de que… esta persona no era ningún otro que el ilustre Gran Maestro Píldora Demonio.

A ojos de Meng Hao, el Gran Maestro Píldora Demonio parecía completamente ordinario. No poseía el porte de un ser transcendente, ni emanaba ninguna fiereza dominante y poderosa. Parecía simplemente un anciano normal.

Entonces… Meng Hao pensó en las 200.000.000 piedras espirituales y su humor empeoró. Por supuesto, no podía mencionar nada de esto. Seguidamente, pensó en cómo le había dicho que regresara en cuatro días, pero no le había dicho a dónde ir. Había corrido hacia la Secta solo para verse forzado a volver corriendo en la dirección opuesta. Esto le había dejado completamente drenado.

Todos esos pensamientos deprimentes hicieron que la expresión de Meng Hao parpadeara con un poco de furia y frustración.

Chu Yuyan le miró y dejó salir un ligero resoplido. Ella apartó la mirada, ignorándole, observando en cambio a Ye Feimu. Meng Hao estaba allí plantado por sí mismo, en silencio.

La mayoría de los otros siete simplemente le miraron y después no le prestaron mayor atención mientras se concentraban en no permitir que el entusiasmo en cuanto al ascenso a Lord Horno Violeta se mostrara en sus rostros.

An Zaihia miró hacia Meng Hao y una sonrisa apenas perceptible tocó su rostro. Sabía que Fang Mu era el Gran Maestro Píldora Caldero, y también sabía cómo su Maestro se sentía sobre este hombre. Píldora Demonio le había dado a Fang Mu total libertad para disfrutar por sí mismo de la Secta, y en cuanto a la identidad de Gran Maestro Píldora Caldero, si Fang Mu quería revelarlo por sí mismo, él podía. Si no quería hacerlo, eso era asunto suyo.

En cuanto al os representantes de las otras Sectas y Clanes, el Patriarca Tamiz Violeta fue el primero en darle un saludo amistoso a Meng Hao. El rostro de Zhou Jie estaba inexpresivo, pero cuando Han Bei le miró, sonrió, su rostro era tan bello como una flor. La mirada que le dio fue vista por unos cuantos. Chu Yuyan miró hacia allí y lo vio, y entonces frunció el ceño, aunque no estaba segura de por qué, por alguna razón, simplemente no estaba de buen humor.

Los ojos de Gordito estaban totalmente abiertos mientras miraba a Meng Hao, después a Chu Yuyan y después de nuevo a Meng Hao. Finalmente observó a Han Bei por la comisura de sus ojos, con su expresión llena de admiración. En cuanto a lo que estaba pensando, únicamente él lo sabía.

El representante del Clan Wang era una mujer anciana, con su rostro cubierto de arrugas. “Por tanto, este es el Alquimista Fang que se alzó hacia la fama hace unos cuantos días en la región oeste”. Detrás de la anciana, había otros miembros del Clan Wang sentados con las piernas cruzadas, incluyendo a Wang Tengfei.

Su expresión era sombría, en todo el tiempo, no había mirado una sola vez a Chu Yuyan. Ella reaccionó a esto con la mayor calma, sin el menor rastro de negatividad. Parecía como si ella hubiera dejado los temas de años previos completamente detrás de ella.

“Un héroe a tan joven edad!” alguien rió desde dentro de los representantes del Clan Song. No era otro que Excéntrico Song, quien estaba sentado lejos, cerca del borde. Rió de nuevo mientras miraba a Meng Hao de arriba a bajo, midiéndole.

Sentados alrededor de él había una docena o más de miembros del Clan Song. Song Yunshu no estaba allí, pero estaba Song Jie. Ella, por supuesto era… la prometida de Meng Hao, al menos teóricamente hablando. Allí estaba ella sentada justo al lado de Excéntrico Song. Meng Hao no la había visto hacía años. Ella era delgada y elegante, en su rostro tenía una expresión elegante. Ella era bella, como una orquídea totalmente en flor.

Sin embargo, había unas ligeras arrugas en su frente debido al os años de pensamientos serios. Esto hacía parecer toda su persona como una orquídea, pero una sombría.

El representante del Clan LI era un miembro senior del Clan, Li Guobang, quien estaba por los quinientos años de edad y tenía una base de cultivo en la etapa final de Alma Naciente. Era increíblemente poderoso e influyente dentro del Clan Li. “Felicitaciones, Gran Maestro Píldora Demonio, tu Secta Destino violeta realmente ha producido algunos discípulos sorprendentes!”

Sentado cerca de Li Goubang, en medio de los otros discípulos del Clan Li, estaba Li Daoyi, quien frunció el ceño mientras miraba hacia Meng Hao.

El Gran Maestro Píldora Demonio sonrió, pero no respondió a ninguno de los comentarios. Miró hacia Meng Hao y hacia los otros nueve.

“Hailong, por favor, explica las reglas”. Con esto, se hizo a un lado y se sentó con las piernas cruzadas.

Lin Hailong, el más antiguo en el rango de los Lores Horno Violeta, se puso rápidamente en pie. Unió sus manos y se inclinó hacia el Gran Maestro Píldora Demonio,. Después se giró hacia Meng Hao y los demás.

“El ascenso a Lord Horno Violeta es algo más que recoger plantas medicinales, elaborar píldoras, memorizar fórmulas, probar la base de cultivo y calibrar el Dao de la Alquimia. Esta es una prueba de fuego! YO mismo he experimentado esta prueba de fuego, así como todos los otros Lores Horno Violeta que veis aquí hoy. Únicamente al alzarse por encima de vuestros compañeros podréis lograr el rango Lord Horno Violeta!

“Sin embargo… desde tiempos antiguos, la División Píldora del Este de la Secta Destino Violeta ha realizado el examen para Lord Horno Violeta setenta y nueve veces. Hasta este día, únicamente diecisiete de estos exámenes acabaron con un ascenso exitoso. En otras palabras, en los otros sesenta y dos exámenes, todos los candidatos fallaron, incapaces de hacer que el horno se volviera violeta. Por tanto, a pesar de estar cualificados para participar en esta prueba de fuego, hay un setenta por cien de posibilidades e que todos falléis”. Una expresión seria estaba escrita en su rostro mientas miraba lentamente hacia Meng Hao y los otros, uno tras otro.

El rostro de Meng Hao estaba tranquilo. Estaba físicamente cansado, pero también entusiasmado. Había leído previamente que a través de la historia de la Secta Destino Violeta, solo había habido diecisiete alquimistas ascendidos a Lord Horno violeta. Dos de ellos terminaron abandonando la secta, uno era el denominado Montaña Eterna; el otro se apellidaba Liu.

De los otros quince, en los pasados mil años cinco habían fallecido. Dos habían abandonado la Secta para ganar experiencia y entones habían desaparecido sin dejar rastro. El Gran Maestro Píldora les había buscado personalmente, pero fue incapaz de regresar con una sola pista. Lo único de lo que estaban seguros era de que no estaban muertos. Por alguna razón, habían desaparecido del Dominio Sur.

Lin Hailong continuó: “Incluso si falláis, seréis capaces de conseguir buena fortuna dentro del examen. Durante la prueba de fuego del Horno Violeta, vuestra vida no estará en peligro. Pero… solo podéis participar en esta prueba una vez en vuestra vida. Si falláis, nunca tendréis una segunda oportunidad!”

“Por tanto, desde tiempos antiguos, muchos alquimistas han dejado personalmente fórmulas para píldoras creadas y otra información personal dentro del Dao de la Alquimia dentro de la prueba. Estas cosas han ido transmitiéndose con la prueba por muchos años, disponibles únicamente para aquellos que cualificados para participar en las pruebas. Por ejemplo, recuerdo que yo personalmente dejé atrás información sobre mi comprensión y especulaciones de la Píldora Tres Mortalidades…” los ojos de Lin Hailong se llenaron con una expresión de recuerdos por un momento.

“La localización de la prueba de fuego es una montaña en la Tierra Celestial. En la base del a montaña está la Madre de los Hornos. Esta Madre de los Hornos es el primer golpe de buena suerte con el que os encontraréis vosotros diez. Dentro, encontraréis vuestro propio Horno Vital. Siendo más preciso, al mismo tiempo que seleccionáis un horno, ese Horno os seleccionará a vosotros! Para completar el test, debéis hacer que vuestro Horno Vital se vuelva violeta. Si lográis eso y sois capaces de ascender a al cima de la montaña, entones habréis ganado el derecho de ser llamados Lores Horno Violeta!”

“Desafortunadamente, únicamente una persona puede ganar ese derecho. Si más de una persona es capaz de alcanzar la cima, entonces la decisión final será tomada por los Lores Horno y los Lores Horno Violeta. Su aprobación será crítica en la decisión de quién se convierte en el próximo Lord Horno Violeta!”

Lin Hailong dirigió una mirada cargada de un significado profundo hacia Meng Hao y los demás mientras decía las palabras finales: “El horno para píldoras detrás de vosotros es un tesoro preciado forjado hace miles de años por el Reverendo Este Violeta. Dentro esta una Tierra Celestial y una montaña Celestial elevada. Hay diez caminos en la montaña, la cual está dividida en cuatro regiones. Cada una de las cuatro regiones contiene diferentes pruebas. Usad vuestro Dao de Alquimia para pasar por ellas. Basándose en vuestros logros, el color de vuestros hornos se oscurecerá. Debo recordároslo, todo lo que hagáis dentro de la prueba de fuego será visto claramente por todo el mundo en el exterior… Dad lo mejor. Verdaderamente espero que esta prueba de fuego acabe con uno de vosotros convirtiéndose… en mi Noveno Hermano Junior en la División Píldora del Este!” Con eso, se giró a mirar a Píldora Demonio. Píldora Demonio asintió ligeramente hacia él.

Lin Hailong movió su manga y dijo, “Cantar la Escritura de Alquimia para abrir el Horno para píldoras!” Mientras se escuchaba su voz, los ojos de todos los alquimistas, Lores Horno y Lores Horno Violeta se cerraron inmediatamente. Sus labios se movieron ligeramente y un sonido nada claro llenó el aire. Era imposible de comprender o escuchar claramente. Incluso un cultivador en Alma Naciente sería incapaz de comprenderlo.

Únicamente los alquimistas de la División Píldora del Este serían capaces de averiguar que esta misteriosamente denominada Escritura de Alquimia no era nada más que el Encantamiento de Transmutación del Dao de la Alquimia!

Aparentemente en sincronía con el zumbido, la Montaña Salida al Este empezó a sacudirse. Luces multicolores se extendieron hacia todos lados, llenando el cielo. Incontables rostros aparecieron repentinamente dentro de las nubes, sus expresiones eran nobles. Desde sus bocas emergieron símbolos borrosos. El sonido resonó, causando que el cielo se llenara de luces brillantes.

La tierra alrededor de la montaña estaba pacífica. Sin embargo, se empezó a alzar una niebla, con la Montaña Salida al este en su centro. Se alzó rápidamente, .cubriendo todo el Estado de Salida al Este. Toda la tierra y todas las cosas vivas fueron sumergidas dentro de la niebla.

Mientras la niebla se extendía, los discípulos de la División Qi violeta salieron volando en todas direcciones para mantener la vigilancia y mantener la paz.

Arriba en el cielo, luces coloridas danzaban, debajo de las cuales, las nubes y la niebla cubrían la tierra como un mar. La Montaña Salida Al Este se alzaba como si fuera una isla, elevándose. Lejos en la distancia, la enorme estatua del Reverendo Este Violeta también se alzaba por encima del mar de nubes, ya no pareciendo una montaña, sino un enorme gigante vigilando la tierra.

“El horno para píldoras está abierto. Entrad!” gritó Lin Hailong.

El horno para píldoras emitió zumbidos. En un parpadeo, su lateral empezó a ondular y a hacerse transparente. Parecía casi como una cascada. Ye Feimu tomó aire profundamente y entonces entró en el horno para píldoras, él fue el primero en hacerlo. Desapareció dentro del agua ondulante, seguido por Chu Yuyan, cuyos ojos radiaban determinación.

Meng Hao volvió la mirada hacia el Gran Maestro Píldora Demonio, que estaba sentado allí con las piernas cruzadas, con sus ojos cerrados. Sin una palabra, y sin la menor vacilación, atravesó la cascada. La frialdad llenó su cuerpo y empezó a volverse transparente. Desapareció.

Los otros siete candidatos entraron también, desvaneciéndose inmediatamente. Aunque parecía como si esos siete fueran personas de poca notoriedad, en realidad, estar cualificados para participar en la prueba de fuego mostraba cómo de extraordinarios eran ellos. Tales Cualificaciones significaban que eran inherentemente famosos, lo mejor de lo mejor en términos tanto de personalidad como del Dao de la Alquimia.

Si quieres guardar tus capitulos necesitasLogear desde el inicio por aqui o registrarse para acceder al sistma de Bookmark Totalmente Gratis.

Leer Novela https://pandanovels.com

Compartir
Artículo anteriorISSTH Capítulo 278
Artículo siguienteISSTH Capítulo 280