ISSTH Capítulo 280

Modo Noche

Capítulo 280: Horno Vital?

Tierra Celestial del Destino Violeta. El lugar más sagrado de la Secta.

Había muchas leyendas con respecto a esta Tierra Celestial en particular. Todas ellas, sin embargo, tenían algo que ver con el todopoderoso Reverendo Este Violeta, quien había fundado la Secta  decenas de miles de años atrás.

Muchos años después de la Fundación de la Secta, esta Tierra Celestial se convirtió gradualmente en la localización donde la Secta Destino Violeta cultivaba sus hierbas medicinales. Finalmente, había más tipos de plantas medicinales creciendo aquí que en todo el resto del Dominio Sur junto.

Esta era la localización de la Reserva Dao de la División Píldora del Este. Dentro de la Tierra Celestial del Destino Violeta, a lo lejos, al final de las extensiones ilimitadas de campos de plantas medicinales había una montaña tan alta que parecía no tener cumbre!

Esta montaña, la cual podía ser vista desde una distancia increíble era la Montaña Este Violeta!

De acuerdo a una leyenda, en sus últimos años, el Reverendo Este Violeta se sentó en la cima de esta montaña y falleció lentamente en meditación.. después de lo cual se convirtió en un lugar de peregrinaje.

Al pie de la montaña había un enorme horno para píldoras brillando con una luz de siete colores. Su apariencia era exactamente la misma que la del horno en la cumbre de la Montaña Salida al Este, excepto a que era algo más real. Emanaba un aura arcaica.

Repentinamente, el aire al pie de la montaña empezó a ondular como un líquido. Emergieron múltiples figuras, y cuando las ondas se desvanecieron, Meng Hao, Chu Yuyan, Ye Feimu y los demás estaban todos allí.

En frente de ellos estaba la chocante alta montaña. Empezando al pie de la montaña, diez pequeños caminos zigzagueaban subiendo hasta la cima. Todos los caminos empezaban allí, y después tomaban diferentes rutas hacia la cima.

En cuanto a qué camino seleccionar, eso se basaría en la sensación que cada candidato recibiera desde los caminos. En cualquier caso, era fácil de ver que había poca diferencia en la dificultad de atravesar los diversos caminos.

Meng Hao levantó la mirada hacia la cima de la imponente montaña. Sus altas regiones eran borrosas y era en esos momentos imposible de ver la misma cima. Tampoco era realmente posible siquiera estimar cómo de alta era la montaña.

Meng Hao no era el único que levantó la mirada. Las otras nueve personas a su alrededor, incluyendo a Chu Yuyan y a Ye Feimu, estaban mirando hacia allí.

Aparte de aquellos diez caminos, lo primero que llegó a la vista era el enorme horno para píldoras!

Después de que pasara algún tiempo, los ojos de Ye Feimu brillaron con determinación. Se giró a mirar a los demás. Su mirada no llegó a descansar sobre ninguno de ellos. Su expresión altanera parecía decir que él sabía que se convertiría en un Lord Horno Violeta y que ninguno de los otros candidatos sería capaz de igualarle.

Su orgullo y dignidad parecía llenarle con un cien por cien de confianza de que este título de Lord Horno Violeta le pertenecería únicamente a él!

Salió disparado hacia el horno para píldoras y se sentó co las piernas cruzadas en el punto directamente al este de él.

Chu Yuyan le miró y tomó aire profundamente. Sus ojos también estaban llenos de un brillo de determinación.

“Puedes er el Gran Maestro Píldora Caldero, a quien admiro tanto, pero ahora ha llegado el momento para mí de ir contra ti…” Cerrando sus ojos, se sentó al lado del Horno para píldoras.

Después de ella, Meng Hao y los demás se acercaron y seleccionaron diversos puntos para sentarse. La primera fase de la competición había empezado; era el momento para que los candidatos adquirieran sus Hornos Vitales!!

Meng Hao no tenía ninguna pista de cómo conseguir el horno. Sin embargo, tan pronto como los diez se sentaron con las piernas cruzadas alrededor del horno para píldoras de siete colores, el brillo a su alrededor empezó a parpadear y entonces, de repente, salió disparado hacia los candidatos.

Un temblor recorrió el cuerpo de Meng Hoa y repentinamente sintió algo llamándole, murmurando dentro de su mente. Intentó alcanzarlo con su Sentido Espiritual y repentinamente su mente se tambaleó mientras sentía como si hubiera perdido el contacto con su cuerpo.

No pudo ya más ver la montaña o la Tierra Celestial. En cambio, un mundo extraño se extendía en frente de sus ojos.

Era ilimitado y lleno con nieblas que ondulaban. Por todos lados había un brillo de seis colores, un brillo al que le faltaba el color violeta. Atravesaba las nieblas, brillando por todos lados. Meng Hao miró a todo eso totalmente mudo. No podía sentir su cuerpo, pero él estaba de algún modo allí. Repentinamente se dio cuenta de que al concentrarse de podía mover.

Su cuerpo no estaba aquí en este mundo, solo su voluntad. El mundo aceleraba delante de él mientras salía disparado a través de las nieblas. Mientras se movía, ocasionales rayos de una luz brillante salían disparados sobrepasándole.

Parecía que este lugar no tenía final. Todo estaba borroso…

Dentro de la Tierra Celestial, bajo la montaña, cerca del horno para píldoras, estaba Meng Hao sentado con las piernas cruzadas. Su expresión parecía estar cambiando constantemente, como si estuviera perdido en un sueño. Todos los demás a su alrededor tenían exactamente la misma apariencia. Sus expresiones parecían parpadear con sorpresa, confusión y seriedad.

Mientras tanto, fuera de la Tierra Celestial del Destino Violeta, encima de la Montaña Salida al Este, había diez pantallas brillantes, con ricos colores, floreciendo desde la parte superior del horno para píldora. Las imágenes se volvieron gradualmente claras en las pantallas, mostrando entre todas a la gente dentro de la prueba de fuego.

Mientras ellos estaban allí sentados con las piernas cruzadas, sus expresiones eran claramente visibles para todos los alquimistas de la División Píldora del Este que estaban sentados en la cima de la montaña, así como para los representantes de las otras Sectas y Clanes que habían llegado para observar los procedimientos.

Todas y cada una de las acciones de los diez dentro de la Tierra Celestial eran claramente visibles para todos.

La cima de la montaña estaba pacífica y todos parecían haber dividido su atención entre las diez diferentes pantallas.

Lin Hailong las miró y murmuró para sí mismo, “Todas y cada una de las pruebas de fuego para ser Lord Horno Violeta requieren que los candidatos procedan a través de cuatro regiones y se enfrenten a cuatro pruebas. Sin embargo, antes de enfrentarse a las pruebas, deben de adquirir sus Hornos Vitales personales. Los Hornos Vitales son la llave… el tipo de horno adquirido dependerá completamente de la buena fortuna del alquimista…”

Meng Hao perdió el sentido del tiempo mientras continuaba a través del interminable vacío. Todo lo que podía ver era niebla y el brillo de seis colores. No había nada más.

Después de que pasara un buen rato, Meng Hao empezó a sentirse cansado. Repentinamente, un brillo violeta parpadeó delante de él. Meng Hao miró hacia delante. Su atención fue capturada por este brillo violeta que había aparecido repentinamente en un mundo en el que faltaba el violeta.

El brillo violeta no se movió, sino que se quedó allí parado, parpadeando. Repentinamente, se hizo visible un horno para píldoras dentro de ese brillo, del tamaño aproximado del puño de un niño.

Alrededor del horno para píldoras circulaban símbolos mágicos, los cuales emanaban una luz violeta.

Justo cuando Meng Hao decidió moverse hacia delante para tocar el horno para píldoras, éste salió disparado repentinamente hacia atrás, lanzando símbolos mágicos. Antes de que Meng Hao pudiera acercarse más, aceleró hacia la distancia.

Meng Hao murmuró para sí mismo por un momento, después siguió hacia delante. No pasó mucho tiempo antes de que quedara a su vista otro brillo violeta, dentro del cual había otro horno para píldoras. Parecía Un poco diferente del anterior, y este tenía tres patas. Sin embargo, conforme Meng Hao se acercaba, también desapareció en la distancia.

“Por tanto,” pensó ;Meng Hao para sí mismo, “tengo que seleccionar un horno y el horno tiene que seleccionarme a mí….” Decidió parar de moverse y en cambio se calmó y asentó su voluntad. “Usaré mi Dao de la Alquimia para comunicarme con este mundo creado por la Madre de los Hornos. Buscaré en el vacío el Horno Vital que está destinado a pertenecerme a mí…” Con eso, figurativamente cerró sus ojos.

Pasó el tiempo, mucho mucho tiempo. Meng Hao gradualmente se calmó. Pronto, dentro de su mente, vio nueve esferas con voluntad; esas nueve esferas eran los otros candidatos dentro de la prueba de fuego.

Podía sentirlos, y ellos podían sentirle.

Era una sensación extraña. No podían verse mutuamente, pero podían sentirse los unos a los otros. Meng Hao y los otros nueve se apoyaron en sus Dao de la Alquimia para sentir este mundo e intentar encontrar su propio Horno Vital.

Gradualmente, Meng Hao pudo ver un rayo de luz brillante después de otro apareciendo alrededor de las otras nueve personas. Chu Yuyan había atraído a siete u ocho hornos para píldoras de diversos colores.

En cuanto a Ye Feimu, tenía docenas rotando a su alrededor; todas ellas parecían desear ser seleccionadas por él.

Las otras personas tenían dos o tres como mínimo.

Meng Hao era la única persona  que solo tenía un horno para píldoras en frente de él. Su corazón se hundió momentáneamente antes de calmarse él mismo.

“En mi Dao de la Alquimia”, pensó él, “mi cuerpo es el horno para píldoras y mi corazón es la fórmula para las píldoras. Poca gente puede conformarse con esta filosofía, por tanto, es difícil para mí atraer a un Horno Vital adecuado”. Empezó a murmurar, enviando su voluntad hacia todas direcciones. “Hornos para Píldoras, si me seguís, alcanzaréis la cima. Venid conmigo y volveros eternas!”

Repentinamente, un número casi incontable de luces brillantes apareció a través de la nada del mundo. Más de diez mil de ellas parpadeaban desde todas las esquinas del mundo. Los hornos para píldoras temblaban, como si estuvieran reaccionando a la voz de Meng Hao.

“En mi Dao de la Alquimia, mi cuerpo es el horno y mi corazón es la fórmula. Refinaré todas las miríadas de cosas existentes en la naturaleza; refinaré las transformaciones del sol y la luna. Tales refinados requieren un horno, mi Horno Vital. Seguidme por toda una vida de transformaciones…” Su voluntad surgió, volviéndose fuerte, incrementando el número de hornos para píldoras que reaccionaron ante él hasta las cien mil. La mitad de ellas empezaron a temblar violentamente, pareciendo entusiasmadas y aun así vacilando.

“Juro que sea cual sea el horno para píldoras que me siga nunca será destruida. Su voluntad nunca será destruida!” Su voluntad resonó, haciéndose aún más fuerte. Entre los cincuenta mil hornos para píldoras que temblaban, diez mil empezaron a emitir ruidos de zumbidos.

“Juro que sea el horno para píldoras que me siga, elaborará píldoras medicinales de las estrellas y dará nacimiento a Píldoras Espirituales! Este es mi juramento personal!” Su voluntad se alzó y en un instante, dentro de los diez mil hornos para píldoras, mil empezaron a zum bar aún más fuerte, emitiendo auras aún más brillantes, más intensas.

“Juro que cualquiera que sea el horno para píldoras que me pertenezca, cuando logre mi Dao, se encarnará en un cuerpo!” Su voluntad atronó. Entre los mil hornos para píldoras, había un horno violeta que repentinamente salió disparado desde la nada, dirigiéndose directamente hacia Meng Hao.

Los ojos sin forma de Meng Hao se abrieron y vio un horno para píldoras con nueve patas!!

Brillaba con un parpadeante brillo violeta mientras flotaba por el aire en frente de él. El horno emanaba símbolos mágicos. Era obvio con una simple mirada que estaba completamente por encima de lo ordinario.

“Este Horno para Píldora que me pertenece, seleccionado desde el vacío…” Los ojos de Meng  Hao brillaron intensamente mientras levantaba lentamente su s manos para coger el horno. Fue en ese momento exacto que repentinamente, un poderoso ruido, como un chillido sacudió todo el mundo.

El horno para píldoras en frente de Meng Hao empezó a temblar, así como todos los hornos para píldoras que flotaban alrededor de los otros nueve candidatos. Todos parecían… aterrados…

Algo violento y chocante estaba apunto de ocurrir!

—-

Si quieres guardar tus capitulos necesitasLogear desde el inicio por aqui o registrarse para acceder al sistma de Bookmark Totalmente Gratis.