Capítulo AnteriorISSTH Capítulo 7
Capítulo SiguienteISSTH Capítulo 9

Leer la novela en https://pandanovels.com

Advertisement

Capítulo 8: Zhao Wugang

“Es solo un mes más, pero durante este mes, debo luchar para incrementar mi base de Cultivo un paso más.” Cuidadosamente puso el espejo de cobre otra vez en la bolsa. Sabía que no podía dejar que nadie supiera de las habilidades del espejo. Si lo hiciera, sería muy difícil para él conservarlo, y seguramente perdería su vida en el proceso.

Se miró a sí mismo, y la suciedad que le cubría. En su entusiasmo, había olvidado sobre su aspecto sucio. Pero ahora, después de haberse calmado un poco, caminó fuera de la cueva al riachuelo cercano y se lavó de la mugre e impurezas.

Para cuando volvió, el cielo iba teniendo más luz. Cogió el Manual de Condensación de Qi y empezó a estudiarlo.

“Después de alcanzar el segundo nivel de Condensación Qi, uno puede usar Habilidades Inmortales. Una vez que se alcanza el quinto nivel, se puede estudiar la técnica Caminando en el Viento, lo que es una habilidad cercana a volar.” Meng Hao cerró los ojos, pensando cómo se sentiría usando la técnica Caminando en el Viento del quinto nivel de Condensación Qi.

En ese instante, sintió cómo la temperatura aumentaba rápidamente dentro de la cueva. Entonces, lenguas de fuego aparecieron en su mano derecha. Considerando que todavía pensaba como un mortal, viendo esto causó que su corazón y mente sintieran gran excitación, lo que hizo que se extinguieran las llamas.

Meng Hao se calmó rápidamente e hizo circular su Cultivación. Desafortunadamente, para el tiempo en el que llegó la tarde, después de docenas de intentos, sólo pudo producir algunas chispas antes de que la energía espiritual de su cuerpo se dispersara.

“Es difícil usar esta Serpiente de Fuego,” se dijo Meng Hao frunciendo el ceño. Pero tenía una personalidad persistente y no se desalentaba fácilmente, por lo que estuvo practicando los ejercicios de respiración por un tiempo antes de intentarlo de nuevo.

Cayó la noche y de nuevo vino el amanecer. Por dos días Meng Hao lo intentó una y otra vez, fallando cada vez, hasta que quedó completamente exhausto. Cuando la energía espiritual se dispersaba, empezaba de nuevo los ejercicios de respiración, y la determinación en sus ojos crecía más y más fuerte.

“No puedo creer que no pueda usar la técnica Serpiente de Fuego!” dijo Meng Hao apretando los dientes y chocando sus manos contra la bolsa. Momentos después, el Núcleo Demoníaco apareció en su mano.

Sabía que si consumía el Núcleo, y el espejo realmente tenía otras fantásticas propiedades, entonces, cuando tuviera suficientes Piedras Espirituales, no tendría un original del que hacer copias.

“Oh bueno, no necesito preocuparme sobre esos detalles. En el peor escenario, vuelvo a las montañas a buscar bestias demoníacas.” Dudó un momento, entonces lanzó el Núcleo Demoníaco dentro de su boca, cerró sus ojos y empezó a realizar los ejercicios de respiración. La energía espiritual explotó dentro de él, rebosando todas las esquinas de su cuerpo.

El tiempo pasó y pronto llegó la tarde. Meng Hao abrió los ojos, y ellos brillaron. Su base de Cultivo todavía estaba en el segundo nivel, pero definitivamente mucho más fuerte.

“Pienso que con tres o quizá cinco más, puedo alcanzar el tercer nivel de Condensación de Qi.”. Se sintió algo decepcionado, dándose cuenta de que cuanto más alto era su base de Cultivo, más difícil sería hacer progresos. Pero la anticipación llenaba su corazón cuando pensaba en el espejo de cobre. Alzó su mano al aire y cerró el puño.

Conforme levantaba su puño, aparecieron llamas, permaneciendo en su brazo derecho y creando una pequeña serpiente de fuego tan larga como un dedo, que irradiaba un calor opresivo. Meng Hao sintió que la energía espiritual en su cuerpo se redujo instantáneamente un treinta por ciento.

Su cara se puso pálida, pero la comprensión se asomó en sus ojos y sonrió. Saltó fuera de la cueva y movió su mano de nuevo. La Serpiente de Fuego voló, estrellándose en un árbol cercano.

Un estruendo se escuchó, y el árbol se vio engullido por las llamas y en pocos momentos colapsó convirtiéndose en cenizas.

“Tengo que encontrar una manera de hacer esto en frente de Gordito. Definitivamente me alabará.”. Sonrió sintiéndose bastante heroico.

Medio mes pasó, durante el cual Meng Hao buscó por las montañas bestias demoníacas y practicaba la técnica de la Serpiente de Fuego. Trabajó tan duro como hacía en sus estudios seculares, y pronto se volvió bastante eficiente en ello, con lo que le fue posible reducir la cantidad de energía espiritual necesaria para usarla. Pero aún así todavía requería un esfuerzo considerable del espacio aproximado de diez respiraciones para poder formarla.

También fue a la Secta Externa y secretamente intentó sacar el espejo cerca de algunos discípulos. De cualquier forma, no hubo reacción ninguna. Después de unos cuantos intentos, Meng Hao concluyó que el espejo de cobre sólo funcionaba en criaturas excesivamente peludas. Una pena, pero aún así, el espejo era más poderoso de lo que jamás habría deseado.

Desafortunadamente, durante el medio mes que pasó, nunca encontró ninguna criatura demoníaca, y su base de Cultivo permaneció estancada. Por suerte, cada vez que practicaba la técnica de la Serpiente de Fuego, su base de cultivo creía un poco durante el periodo de recuperación. De todas maneras, no se atrevió a realizar dicha práctica en las montañas salvajes. Únicamente en la cueva.

“Hay todavía diez días más hasta que sea el Día de Distribución de Píldoras. Voy a internarme un poco más lejos en las montañas.” Después de tomar esa decisión, Meng Hao salió temprano en la mañana, dirigiéndose rápidamente a la profundidad de las montañas.

No descansó durante el día, y cuando anocheció, había olvidado cuántas cadenas de montañas había atravesado. Finalmente, al pie de una montaña negra, se encontró con una bestia demoníaca con forma de oso.

Durante la batalla, usó la Serpiente de Fuego y el poderoso espejo de cobre. Una serie de cinco explosiones fueron seguidas de un miserable y resonante grito, hasta que la criatura murió en  un charco de sangre.

Tomó su Núcleo y estaba a punto de continuar a lo largo de la montaña negra cuando de repente, los pelos de su cuerpo se erizaron. A alguna distancia cerca de él habían aparecido cinco bestias demoníacas con las cabezas de elefantes y cuerpos de tigres. Se quedaron mirándolo, con los ojos fríos.

Con el espejo, podía manejar fácilmente una bestia demoníaca, pero cinco sería muy difícil. Lentamente se hizo en retirada, su mano derecha sujetando el espejo firmemente.

Entonces, un rugido masivo sonó fuera de los árboles que cubrían la montaña negra. Creciendo de intensidad mientras que ocurría una gran explosión en el aire. La expresión de Meng Hao cambió, corrió tan lejos y rápido como le fue posible, pero sin la menor intención de aminorar ni un poco.

Afortunadamente, las cinco bestias demoníacas no le persiguieron, y pronto desaparecieron dentro de las montañas.

“Ese grito sonó similar a cuando Shangguan llamó. Parecía que habían un montón de bestias demoníacas en esa montaña negra, incluso Grandes bestias demoníacas.”  Mientras seguía acelerando, miró hacia atrás, a la montaña negra, convenciéndose más y más de lo peligroso que era ese lugar.

Diez días pasaron rápidamente. Con la montaña negra como su frontera, Meng Hao se aventuró en las montañas, pero no se cruzó con más bestias demoníacas. El Núcleo Demoníaco de Oso en su bolsa parecía cada vez más y más valioso, por lo que no lo usaría.

El Día de Distribución de Píldoras llegó, y el sonido de las campanas llenó el aire. Meng Hao dejó la Cueva y entró en la Secta Externa. Cuando se fue hace un mes, su base de Cultivo era del primer nivel de Condensación Qi, y ahora estaba en el segundo. Incluso aunque estaba a alguna distancia del tercer nivel, especuló que si el espejo de cobre era tan efectivo como imaginaba, en el futuro progresaría a pasos agigantados.

Tan temeroso como siempre sobre sufrir alguna pérdida, Meng Hao entró en la Plaza de Distribución de Píldoras. Muchos de los discípulos le miraron conforme entró, obviamente le reconocieron.

Sus acciones en el mes anterior habían causado bastante conmoción en la Secta Externa. Incluso aunque su nivel de cultivo era bajo, y un mes había pasado, lo ocurrido se había discutido bastante.

Esta vez, no era Shangguan Xiu quien presidía, aunque era otro hombre de mediana edad. Como la última vez, distribuyó una Píldora de Cultivación de Espíritu y media Piedra Espiritual, sin que hubiera una distribución individual esta vez.

Tan pronto como la píldora y la Piedra Espiritual estuvieron en su bolsa, y los pilarse se volvieron oscuros, Meng Hao se fue tan rápido como le fue posible, sin dudarlo ni  un momento. Conforme se iba, sus ojos miraron a la plaza, y vio cómo algunos Cultivadores bloqueaban a sus compañeros para tomar las píldoras espirituales y las píldoras medicinales.

La bendición de la Hermana Xu parecía tener algún efecto. Varios vieron su rápida salida, pero lo único que recibió fue algunas miradas frías. Nadie intentó tomar nada de él.

Le salió un suspiro de alivio. Aunque se dio cuenta de que el nombre de la Hermana Xu solo podría protegerlo por algún tiempo. Este mes fuer bien, pero en unos cuantos meses más, alguien podría hacer algún movimiento en contra de él.

“Mientras que el espejo de cobre funcione, en unos cuantos meses… veremos quién arrebata qué a quién!! Con los ojos brillando, bajó su cabeza y caminó un poco más rápido.

Dejó la Secta Externa, deseando sacar el espejo de cobre, caminando lo más rápido posible de regreso a la cueva. Cuando la cueva no estaba muy lejos, de repente paró sus pasos, sus pupilas se contrajeron, una persona había salido de la jungla.

Llevaba una túnica verde y parecía tener unos veinticuatro o veinticinco años. Tenía una mirada arrogante en su fiera cara, mientras se quedaba mirando fríamente a Meng Hao. Su Cultivo no era el de una persona ordinaria, estaba en el tercer nivel de Condensación Qi. El hombre se quedó allí, bloqueando el camino de Meng Hao.

“Saludos, Hermano Zhao,” dijo Meng Hao, mientras su expresión cambiaba y daba unos pasos hacia atrás. Movió su mano detrás de su espalda y empezó a moverla en el aire. Había visto a esta persona antes. Todo el mundo en la Secta Externa conocía al Hermano Zhao Wugang. El más cruel y despiadado, varios discípulos de bajo nivel habían muerto por su mano en la Zona Pública. Era del tipo de persona que se congraciaba con los discípulos por encima del tercer nivel, pero mandaba sobre aquellos que estaban en el primer y segundo nivel.

“Por lo tanto, has oído de mí,” dijo Zhao Wugang fríamente. “No necesito entonces hacer más introducciones. Dame tu píldora medicina y la Piedra Espiritual.” Otros no se atrevieron a tocar a Meng Hao, pero Zhao Wugang había entrado en la Secta hace años y sabía cómo las cosas funcionaban. La Hermana Xu se recluía a menudo, ignorando a la gente por debajo de ella.

“Hermano Zhao, no puedes hacer una excepción?” preguntó Meng Hao, dando unos pasos atrás. “Solo soy un simple escolar, y justo acabo de recibir la Piedra Espiritual y la píldora medicinal. No puedes darme un poco de tiempo con ellas?” La base de cultivo de esa persona era mayor que la suya  por más de un completo nivel. Además, nunca había luchado con alguien antes. Su rostro se volvió pálido del miedo.

“Te llamas a ti mismo un escolar?” Se burló mientras se reía ruidosamente. “No me digas que eras un escolar antes de venir aquí? Venga, venga, recita algo de poesía para tu Hermano Mayor. Tal vez alegres mi humor y no te patee hasta que te rompa las piernas.”

“Hermano Zhao…” Meng Hao estaba tremendamente nervioso, y bastante furioso también, pero no tenía elección  que intentar hace entrar en razón a ese hombre. “Los sabios dicen, si…”

“Cállate, no tomaré únicamente tu píldora medicina y tu Piedra Espiritual, sino que también cogeré tu Cueva Inmortal. Desde ahora, seremos compañeros discípulos en el mundo exterior, pero en la cueva, serás mi sirviente. Si dices una sola palabra, te ayudaré a comprender el significado de la expresión “la muerte es mejor que esta vida!”” Con una evidente intención asesina, empezó a caminar hacia Meng Hao.

Su base de Cultivo había realmente avanzado al tercer nivel, y necesitaba grandes cantidades de energía espiritual, por lo que quería tener la Cueva Inmortal de Meng Hao. Como de todas formas, tenía miedo de la Hermana Xu, había llegado a la conclusión  de mantenerle como un siervo. Después de que algún tiempo pasara, la Hermana Xu seguramente se olvidaría de los don nadie debajo de ella y él podría matar a Meng Hao. O si no le mataba, podía arruinarle y forzarle a quedarse al lado recitando poesía mostrando lo elegante que era Zhao Wugang.

“La Cueva Inmortal pertenece a la Hermana Xu. Cómo podría actuar como su agente? Hermano Zhao, por favor, no hagas las cosas difíciles para mí.” Detrás de su espalda, hilos de energía espiritual se iban condensando en la mano derecha de Meng Hao. Sabía que no estaba a la altura de Zhao Wugang, pero la Cueva era simplemente demasiado importante, y por supuesto la Piedra Espiritual mucho más. No había forma de que él se la diera a alguien. Allí mismo, su corazón se llenó de incertidumbre y enfado, él había usado el nombre de la Hermana Xu.

“Tendré algo de consideración y te ignoraré,” dijo Zhao Wugang con un resoplido. “Estás buscándote problemas. Definitivamente tendré que enseñarte lo que significa preferir la muerte a la vida!” Con una expresión impaciente en su cara, corrió hacia Meng Hao, cerrando sus manos como garras. Meng Hao pareció estar en completo shock y asustado, lo que a Zhao Wugang le gustó. Disfrutaba viendo esa mirada en la cara de la gente más débil que él.

Justo cuando imaginaba a Meng Hao cayendo al suelo en frente de él, temblando, justo entonces cuando se sentía más orgulloso de sí mismo, a punto de alcanzar a Meng Hao, la expresión de Meng Hao desapareció, siendo reemplazada con seriedad. Sacó su mano derecha de detrás de su espalda y una Serpiente de fuego del tamaño de un dedo salió disparada hacia Zhao Wu.

El corazón de Meng Hao latió furiosamente. Sabía que la Serpiente de Fuego no era suficientemente fuerte como para matar a su oponente, pero de todas formas, esperaba al menos ralentizarle un poco. No podía dejar que le capturara, mucho menos perder sus posesiones y volverse un siervo. He podía volar hacia las montañas en un instante si tenía la oportunidad.

“Técnica de Serpiente de Fuego!” La expresión de Zhao Wugang cambió, dando unos pasos atrás. Su mano entró en su bolsa y sacó una pequeña espada blanca, con la que desvió la Serpiente de Fuego.

Hubo un “Bang” y la Serpiente de Fuego desapareció. La espada blanca se había torcido y doblado, por lo que la pateó hacia la jungla. Pareciendo muy avergonzado, Zhao Wugang continuó moviéndose hacia atrás, viendo a Meng Hao volar hacia las montañas. Estaba furioso y atónito.

“Ha alcanzado el segundo nivel de Condensación Qi muy rápido,” se dijo Zhao Wugang furiosamente. “La Cueva Inmortal de la Hermana Xu es realmente efectiva. Parece que voy a tener que matar a ese chico.” Corrió en su persecución.

Después de perseguirlo por un rato, se dio cuenta de que Meng Hao estaba mucho más familiarizado con esa parte del monte que él. Debido a ello, corría muy rápido. Zhao Wugang estaba teniendo problemas en alcanzarle.

“Pequeño bastardo,” llamó Zhao Wugang con una voz siniestra. “No hay nadie en esas montañas, de verdad quieres morir? Voy a encontrarte y a acabar contigo!” Considerando lo rápidamente que Meng Hao había corrido, decidió que era el momento de usar una de sus más poderosas técnicas. Rugió y su cuerpo se expandió, el pelo de su cuerpo creció grueso y de color dorado. Algo de su cuerpo salió a través de su ropa. Parecía como si se hubiera transformado en algo como una bestia demoníaca.

Esa era una técnica que había conseguido antes de unirse a la Secta: la Habilidad del Hombre-demonio.

Era una habilidad que se podía cultivar después de alcanzar el segundo nivel de Condensación de Qi, pero la transformación demoníaca no era muy obvia. El cuerpo crecía grande y fuerte, y muy aterrador. Esa habilidad le había permitido actuar violentamente entre los discípulos de bajo nivel. Sólo podía usar esa habilidad por un tiempo limitado, pero era bastante efectiva. Su carta triunfal para matar.

Ahora que su base de Cultivo había alcanzado el tercer nivel de Condensación Qi, la habilidad se había desarrollado más plenamente. Ser capaz de hacer que le saliera una capa gorda de pelo dorado fue una sorpresa agradable. Siendo capaz de cambiar de forma a una forma demoníaca como esa le hacía más fácil aterrorizar a los oponentes. Le daba mucha confianza, su gruesa melena dorada y brillante, poderosa y dominadora. El pelo le había crecido incluso en su cara. Lo que le hacía parecerse exactamente a una bestia demoníaca de forma humana.

“Vas a ser la primera persona en morir bajo mi técnica de Hombre-Demonio! Nada más justo!”

Si quieres guardar tus capitulos necesitasLogear desde el inicio por aqui o registrarse para acceder al sistma de Bookmark Totalmente Gratis.

Advertisement

Leer la novela en https://pandanovels.com