Artículo anteriorPMG Capítulo 8
Artículo siguientePMG Capítulo 10

Capítulo 9 - Espada que Corta la Garganta

“Arghh!” Lin Feng se había dado cuenta de su error al avanzar hacia delante.

Porque acababa de hacer un pequeño pasó. Jing Yun Se asustó, y tragó saliva por el miedo que brotó de su garganta. ¿Qué intenta hacer Lin Feng? El lobo infernal es la segunda bestia más cruel después de la bestia alma espiritual. Incluso algunos de los cultivadores más expertos que llegaron a la novena capa de Qi no tendrían más remedio que correr y escapar de un lobo infernal.

Sin tomarse el tiempo para contarles lo que estaba a punto de hacer, Lin Feng había comenzado a correr hacia el lobo infernal, ganando más y más velocidad con cada paso.

Al ver lo que sucedía, Jing Yun fue superado por el miedo, los otros también estaban aterrorizados de no creer.N/t( [beyond belief] de no creer o a no creer? Es una expresión y ando flojo en eso xD)

“Ahhh wooooo!” El lobo infernal empezó a aullar para su sorpresa cuando vio Lin Feng, este estaba corriendo directamente hacia él. El demonio lobo cuya cara se veía horrible. Sus ojos brillaban con una luz extremadamente fría. La vista sería capaz de petrificar incluso a guerreros experimentados.

El lobo infernal, cuyas garras todavía estaban perforando lentamente dentro y fuera del cuerpo de Jing Feng, dio un salto en el aire con un grito que hiela la sangre. Su cuerpo poco a poco se volvió negro y una luz blanca deslumbrante empezó a brillar sobre su cuerpo, esta cubre todo el cuerpo negro en un resplandor blanco.

“Lin Feng! ! ¡Retrocede! “Gritó Jing Yun pero ya era demasiado tarde. Lin Feng comenzó a usar su pluma luz de la luna de la agilidad y su velocidad aumento considerablemente, hasta llegar a la máxima velocidad posible.

Qing Yi y Han Man estaban tan asustados que estaban congelados. Sus corazones latían tan rápido que parecía que el tiempo se había detenido por un momento. Ellos no tienen tiempo para darse cuenta de lo que ocurría antes de la pelea ya había comenzado.

Un increíblemente brillante meteoro de repente apareció en el aire delante del lobo. Cuando la luz se desvaneció, parecía como si el tiempo se hubiera detenido. Lin Feng había dejado de moverse, todos los signos de vida se habían ido. El lobo infernal aterrizó triunfalmente con un gruñido.

Silencio…

Las manos de Jing Yun estaban cubriendo su boca. Miró en la escena aterrado. Lin Feng estaba realmente muerto…

De repente fue tan tranquilo. “Grrr-aawoo …”. El lobo infernal cayó de lado con una conmoción llenando sus ojos. En su cuello había una marca, que parecía un hilo de seda roja extremadamente delgada de la que fluía un pequeño flujo interminable de sangre.

“El lobo infernal está muerto!”, Dijo Han Man y Qing Yi mientras observan la escena delante de ellos, jadeando con asombro.

“Lin Feng, ¿cómo se siente?”, Preguntó Jing Yun, cuya voz era febril, mientras mira a Lin Feng que seguía en pie, pero ya no se mueve, ni siquiera una señal de respirar podría ser visto.
La voz de Jing Yun bajó en intensidad. Qing Yi y Han Man también estaban muy nerviosos para ver Lin Feng así. Nunca había estado tan nervioso.

Al final, Lin Feng reacciono. Él se volvió lentamente. Sus ojos brillaban y sonreía de todo corazón.

“Estoy bien”, dijo Lin Feng extendiendo sus brazos hacia fuera en un movimiento de estiramiento. Recordó el instante en que había atacado. Desenvaino su espada, parecía una luciérnaga de plata cruzando el cielo. Con un poder increíble y una velocidad relampagueante. Uno de los requisitos previos de la habilidad de espada “desenvainar” fue, por supuesto, ser más rápido que el oponente. N/t[con velocidad relampagueante hace referencia a una velocidad tan alta como la de un rayo no malinterpreten no es que salgan relámpagos de la espada ni nada de eso xD]

“Pheww!” Jing Yun dejó escapar un suspiro de alivio. Finalmente se podían relajarse de nuevo. Tenían la sensación de que estaban de nuevo en sí mismos, lo mismo que cuando conocieron originalmente a Lin Feng en las montañas.
En lugar de hablar, estaban viendo Lin Feng como si fuera un monstruo.

“¿Por qué me miran de esa manera?”, Dijo Lin Feng con vergüenza mientras se rascaba la cara. La forma en que estaban mirándolo a él le hacía sentir como si se hubiera olvidado de ponerse su ropa, era desconcertante.

“La metamorfosis” Han man, cuyos dientes estaban apretados, sólo dejo salir una palabra. Lin Feng estaba bastante desconcertado por el hecho de que Ying Jun y Qing Yi asentían solemnemente mostrando que se sentían lo mismo que Han Man.

“Lin Feng … tú tienes un espíritu de espada …” Qing Yi, obviamente, sabía que la luz que atravesó el aire hace un momento había sido causada por una espada. Sólo una espada podría haber sido tan rápida.

“Estás malentendido, acabo de aprender una habilidad de la espada” asintió Lin Feng. Sólo aquellos que tenían el espíritu espada y una poderosa espada podrían dominar habilidades con la espada.

“¿Estoy malentendido? ¿Como podría ser que usted no tiene un espíritu de espada? “, preguntó Qing Yi mostrando sospecha obvia.

“Realmente no tengo un espíritu de espada!”, dijo Lin Feng moviendo la cabeza. Qing Yi aspiró una bocanada de aire frío. ¿Cómo es posible que alguien que no tiene un espíritu espada puede utilizar una espada a la velocidad de un rayo? las habilidades de Lin Feng eran aterradoras. Por ejemplo su técnica nueve olas pesadas, ya podía dominar esa técnica al más alto nivel posible.

“Estoy sospechando que eres capaz de practicar y utilizar las habilidades que pertenecen a todas las categorías. ¿Estoy en lo cierto? “, Preguntó Qing Yi forzando una sonrisa tímida mientras sacudía la cabeza. No había clase de espíritu tiene Lin Feng sin embargo. Después de todo, había algunas personas cuyos espíritus eran tan fuertes y poderosos que les permitió usar habilidades que pertenecen a diferentes categorías. Ese tipo de personas no compartirían la verdadera identidad de sus espíritus. Además, Lin Feng ni siquiera había usado su espíritu hasta el momento. Por lo tanto, hace que sea difícil para Qing Yi de adivinar cuál era el espíritu de Lin Feng.

Lin Feng estaba sonriendo. En ese momento, de hecho parecía que Lin Feng fue capaz de aprender y practicar cualquier tipo de habilidad. Además, también parecía que tenía una fuerte capacidad de aprendizaje.

“Una feroz bestia salvaje de nivel nueve… Esta vez estamos recogiendo una gran cantidad de objetos preciosos”, dijo Han Man con una sonrisa en su rostro. Él sacó su daga y empezó a tallar los materiales preciosos del cuerpo de la bestia mientras habla: “Lin Feng, que mató a ese lobo infierno por su cuenta. Si no hubieras estado aquí, entonces nosotros estaríamos muertos ahora. Estos materiales son tuyos y sólo tuyos”.

“Jing Yun, Qing Yi, que no hay objeciones, ¿verdad?”

Qing Yi Jing Yun y sonrieron y estuvieron de acuerdo, si Ling Feng no hubiera estado allí, habrían tenido una muerte cruel y horrible.

“No estoy de acuerdo. Todo lo que recogimos de las bestias hasta ahora debe ser dividido en partes iguales entre los cuatro de nosotros “, dijo Lin Feng moviendo la cabeza. Cuando los otros pensaron que era un cultivador débil, lo obligaron a caminar detrás de ellos. A pesar de que toda la recompensa podría ser suya por matar al lobo infernal por su cuenta, Lin Feng no era el tipo de persona que ve el beneficio y se olvida de la moralidad.

Todos vieron que Lin Feng tenía la determinación en sus ojos y asintió con la cabeza, uno tras otro y dijo: “bien”.

“Ustedes parece como si se han olvidado de mí”, dijo una voz débil. Fue Jing Feng, ¿quién más podría ser?

Jing Feng había sido atacado por el lobo infierno y su espalda se había desmenuzado en trozos. El lobo demonios le había pisoteado y aplastado sus huesos. En ese momento, Jing Feng fue incapaz de volver sobre sus pies y estaba mirando a Lin Feng y los otros estando lamentablemente tirado en el suelo.

“¡Maldición! ! Piérdete “, dijo Han Man extremadamente agresivo maldiciendo a Jing Feng. Ese bastardo no sólo había dejado luchar contra el mono brutal solo, a pesar de que era extremadamente peligroso, sino también era el que había llevado el lobo infernal hacia ellos y les había obligado a tratar con él a pesar de que podrían haber muerto.

“Vámonos. Él puede poner su vida en manos de los dioses “, dijo Jing Yun, que estaba furioso.

A medida que los cuatro estaban a punto de salir, escucharon Jing Feng decir en un tono espectral: “ustedes no deben olvidar que mi hermano mayor sabe que hemos llegado a la montaña del viento Negro juntos. Si muero y ustedes salen de aquí con vida, ¿qué es lo que mi hermano va a pensar? ”

Han Man y los demás dejaron de caminar y se dieron la vuelta mirando Jing Feng con vacilación.

“La mejor solución es que me lleven de vuelta y compartan los objetos preciosos conmigo. De lo contrario, morirán”.

“¿Qué está pasando?”, Preguntó Lin Feng. Ese tipo estando medio muerto aun así es lo suficientemente loco para amenazar con arrogancia.

“Su hermano, Jing Hao, es uno de los mejores discípulos, actualmente el sexto lugar en el ranking. Es un cultivador muy potente que ha alcanzado la novena capa de Qi. Él también tiene un espíritu de espada. Él es extremadamente fuerte “, explicó Qing Yi Lin Feng que comprendió inmediatamente.

Lin Feng comenzó a caminar y se dirigió hacia Jing Feng con una sonrisa helada en el rostro.

“basura, ayúdame a levantarme”, dijo Jing Feng ordenando a Lin Feng.

Lin Feng quedó estupefacto y con algo parecido a una sonrisa en su cara le dijo a Feng Jing: “Realmente admiro su coraje.”

La voz de Lin Feng cayó. Desenvainó su espada suave. Lin Feng estaba emitiendo una mirada escalofriante que congelaba la sangre.

“¿Qué vas a hacer?”, Preguntó Jing Feng con una sensación de opresión de la cabeza a los pies, la sensación de un escalofrío que le recorría la espalda.

“Lin Feng!” Gritó Qing Yi. Jing Hao era un discípulo increíble, el sexto mejor cultivador de la secta. Él era extremadamente fuerte. A pesar de que Lin Feng era extremadamente fuerte, así, su nivel sigue siendo bajo después de todo. Qing Yi no cree que Lin Feng podría ofender a Jing Hao.

Lin Feng miraba a Qing Yi y los otros dos y les preguntó: “en vista de su comportamiento, ¿creen que si lo rescatamos, nos dejara ir?”

Los rostros de todo el grupo se congelaron en un instante. Un sudor frío corría por la espalda. De hecho, la expresión de Jing Feng fue, obviamente, revelando que si lo rescataban, era muy probable que estuviera planeando algo siniestro.

“Nunca lo hemos ofendido. Él piensa que siempre está en lo correcto. Entonces, va a hacer falsas acusaciones contra nosotros otra vez. Y Ese será nuestro fin. No sólo no ha reparado su actitud, sino también nos ordenó salvarlo. Además de eso, él también quiere que compartamos por igual todos nuestros artículos con él. ¿Todavía desean salvar a una persona así? ”

Lin Feng explicó pacientemente estas cosas a ellos. A pesar de que todos eran precoces, todos tenian solamente 15-16 después de todo. Lin Feng que habían pasado por muchas cosas, en su vida anterior y actual, tenía más experiencia.

Los otros tres todos asintieron a lo que Lin Feng había dicho. De hecho tenían miedo de que si traían Jing Feng de regreso, Jing Hao buscaría venganza por Feng Jing.

Lin Feng se dio la vuelta, miró a Jing Feng y vio que estaba, por fin, asustado.

“Juro que si me hace volver, no voy a buscar venganza, y no voy a pedirle que compartir cualquiera de los objetos recogidos”, dijo Jing Feng patéticamente mientras que se arrastraba en el suelo.

“Es demasiado tarde”. Lin Feng desenvainó la espada que brilló en un brillo deslumbrante y le cortó la garganta a Feng Jing. ¿Cuándo su vida está en juego, quien podría confiar en sus palabras? Si tan sólo Jing Feng hubiese visto sus errores antes, él podría haber recibido misericordia.

Lin Feng estaba mirando Jing Feng, tenía los ojos abiertos y sin vida, todos vieron a Lin Feng en estado de shock. El corazón de Lin Feng latía. Por supuesto, en este tipo de viaje, la sangre y los cadáveres eran cosas difícilmente evitables, pero el aún no tenía experiencia.

“Si Jing Hao viene y te busca, le dices la verdad, decidle que yo soy el que mató a Feng Jing”, dijo Lin Feng con una mirada indiferente mientras sonríe. Lin Feng no tenía miedo de Jing Hao sólo porque él había llegado a la novena capa de Qi.

Si quieres guardar tus capitulos necesitasLogear desde el inicio por aqui o registrarse para acceder al sistma de Bookmark Totalmente Gratis.

Compartir
Artículo anteriorPMG Capítulo 8
Artículo siguientePMG Capítulo 10